Messi mete al Barcelona en semifinales en 4 minutos

blank
blank

blank

Pero la primera vez que los de Valverde se acercaron asustaron al rival, el United empezó a recular y el Barcelona supo que el partido iba a ser suyo. A partir de entonces, la historia ya fue otra.

En la primera jugada de peligro, Messi firmó una de esas acciones que todo el mundo del fútbol sabe que la va a hacer, pero que nadie sabe cómo parar y marcó.

Un eslalon desde la derecha en diagonal hacia la portería tras una recuperación de Rakitic, un regate sobre Fred, una finta para desequilibrar a Phil Jones y un disparo al palo largo ante el cual el meta nada puede hacer.

En el minuto dieciséis el 1-0, cuatro después el 2-0, esta vez tras un clamoroso error de David de Gea, que recordó a aquella acción de Arconada que permitió el tanto de Platini en la final de la Eurocopa de 1984. El balón se coló entre la axila y el brazo del meta. En cuatro minutos, el United estaba desactivado, el Barcelona se sabía en semifinales.

Sintió tanto el gol el equipo de Solskjaer, que ya no se recuperó. Los azulgranas se sintieron a sus anchas. Prolongó el juego por las bandas con Alba y Sergi Roberto; vivió de la brega de Suárez, de alguna acción remarcable de Coutinho, del juego posicional de los centrocampistas, con un sensacional Rakitic, y de Messi, que creaba, remataba y hasta recuperaba en defensa.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+
blank