Melania Trump condena ataque al Capitolio a través de un comunicado

Foto: AP / Video: MH
  • La primera dama Melania Trump condenó los ataques que sufrió el Capitolio de EE. UU. la semana pasada a través de un comunicado
  • “Nuestra nación debe sanar de manera civilizada. No se equivoquen al respecto”, indicó la primera dama
  • Melania también desestimó los “chismes lascivos” sobre ella generados tras los disturbios

La primera dama Melania Trump condenó la violencia generada tras los ataques que sufrió el Capitolio de EE. UU. la semana pasada y pidió “sanación, gracia, comprensión y paz para nuestra gran nación”, informó Newsweek.

En un comunicado emitido a través de la Casa Blanca, Melania indicó que rezaba y pedía fortaleza a las familias de los fallecidos durante el ataque ocurrido el pasado 6 de enero en Washington y declaró estar “decepcionada y desanimada”.

Melania comunicado: primera dama condena ataque al Capitolio

Foto: Twitter.

La primera dama también desestimó los “chismes lascivos” sobre ella generados tras los disturbios.

“Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos acontecimientos haya habido chismes lascivos, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas contra mí, de personas que buscan ser relevantes y tienen una agenda”, dijo Melania Trump.

“Esta vez se trata únicamente de sanar a nuestro país y sus ciudadanos. No debe utilizarse para beneficio personal”.

Melania agregó que “nuestra nación debe sanar de manera civilizada. No se equivoquen al respecto, condeno absolutamente la violencia que ha ocurrido en el Capitolio de nuestra nación. La violencia nunca es aceptable”.

La primera dama continuó diciendo que estaba orgullosa de la libertad de expresión sin persecución asegurando que ese era “uno de los ideales más importantes sobre los que se basa fundamentalmente Estados Unidos”.

Asimismo, Melania hizo mención a las elecciones catalogando como inspirador ver la “pasión y el entusiasmo” de los estadounidenses al participar masivamente en los comicios.

“Es inspirador ver que tantos han encontrado pasión y entusiasmo al participar en una elección, pero no debemos permitir que esa pasión se convierta en violencia”, dijo. “Nuestro camino a seguir es unirnos, encontrar nuestros puntos en común y ser las personas amables y fuertes que sé que somos”.

“Le imploro a la gente que detenga la violencia, que nunca haga suposiciones basadas en el color de la piel de una persona o que use ideologías políticas diferentes como base para la agresión y la crueldad. Debemos escucharnos unos a otros, enfocarnos en lo que nos une y elevarnos por encima de lo que nos divide”, indicó.

Melania aprovechó el comunicado para despedirse como primera dama.

“Ha sido el honor de mi vida servir como su Primera Dama. Quiero agradecer a los millones de estadounidenses que nos apoyaron a mi esposo y a mí durante los últimos 4 años y mostraron el increíble impacto del espíritu estadounidense. Les agradezco a todos ustedes por permitirme servirles en plataformas que son queridas para mí”, indicó.

Por su parte, el presidente Donald Trump pasaba los últimos días de su presidencia aislado y repudiado por antiguos aliados y miembros de su propio partido.

El mandatario afrontaba la posibilidad de un segundo juicio político y crecientes peticiones de que renuncie, después de que sus seguidores asaltaran el Capitolio del país en un esfuerzo de interrumpir el traspaso pacífico de poder, informó The Associated Press.

Aunque privado de los medios sociales que han sido la fuerza motriz de su presidencia, Trump intentará mantenerse a la ofensiva en sus últimos 10 días y no tiene planes de renunciar.

En lugar de eso, Trump tiene previsto arremeter contra las empresas que le han dejado sin sus altavoces en Twitter y Facebook. Y sus colaboradores confían en que pase sus últimos días intentando defender las medidas de su gobierno, comenzando el martes con un viaje a Alamo, en Texas, para llamar la atención sobre los esfuerzos de su gobierno para combatir la inmigración ilegal y levantar un muro fronterizo.

La decisión de Trump de viajar a Alamo -que lleva el nombre de la misión de San Antonio donde un pequeño grupo de texanos que luchaba por la independencia contra el gobierno mexicano fueron derrotados tras 13 días de asedio- pretendía simbolizar su actitud de desafío ante el final más inestable de una presidencia en la historia moderna de Estados Unidos.

Archivado como: Melania comunicado

Trump no ha asumido ninguna responsabilidad por su papel incitando a la violencia el miércoles, y enfrenta una rebelión de miembros de su propio partido y de los esfuerzos emprendidos para destituirle. Un segundo senador republicano, Pat Toomey, de Pensilvania, pidió el domingo la renuncia de Trump después de que la senadora de Alaska Lisa Murkowski dijera al Anchorage Daily News: “Lo quiero fuera”.

Era un cambio drástico para un hombre considerado en su momento como el favorito a la candidatura presidencial del partido en 2024, y que ahora podría verse inhabilitado para una nueva candidatura.

Un nuevo sondeo de ABC News/Ipsos publicado el domingo determinó que en torno a la mitad de los estadounidenses -el 56%- cree que Trump debe ser destituido antes de que termine su mandato. Y dos tercios de los encuestados -el 67%- dijeran que merecía “buena parte” o “mucha” de la culpa por los disturbios de la semana pasada.

Archivado como: Melania comunicado