Médicos crean dispositivo para eliminar efectos del alcohol en minutos

Compartir
Suscríbete
Médicos crean dispositivo para eliminar efectos del alcohol en minutos

Según cifras oficiales, cada año, el alcohol ocasiona la muerte de alrededor de tres millones de personas en todo el mundo.

Este problema podría encontrar una solución muy pronto, gracias al trabajo de un grupo de científicos canadienses, que han probado con éxito un nuevo dispositivo diseñado para evitar las congestiones alcohólicas que puedan representar un riesgo para la integridad de las personas.

  • Científicos canadienses están seguros de haber encontrado una manera de eliminar los efectos del alcohol en el cuerpo
  • El objetivo de este invento es evitar que las personas de una intoxicación por consumo de alcohol que pueda poner en riesgo sus vidas
  • El dispositivo, que ha sido nombrado ClearMate, ya ha sido probado con éxito en varios grupos de voluntarios

La mirada de la comunidad científica se ha centrado en un nuevo dispositivo creado por un grupo de científicos canadienses, que parecen haber encontrado una manera práctica para evitar las congestiones alcohólicas en el ser humano.

Los científicos se desempeñan en la Universidad de Toronto, y por medio de una serie de pruebas han encontrado que ayudar a que las personas hiperventilen de manera controlada podría acelerar el proceso de la eliminación del alcohol en el organismo.

Este dispositivo ya ha sido probado en un grupo de voluntarios. Durante este estudio se halló que el dispositivo ClearMate ayudó a eliminar el alcohol del organismo de voluntarios sanos tres veces más rápido de lo que usualmente ocurre con la respiración normal.

El proceso de hiperventilación controlada, que también es conocido como Hiperpnea Isocápnica (IH) se puede lograr por medio del uso del dispositivo ClearMate, que consiste en una mascarilla de gas conectada a un suministro de oxígeno y dióxido de carbono.

De acuerdo con el portal The Independent, un estudio piloto encontró que el alcohol puede ser eliminado por medio de la respiración; sin embargo, y a pesar del éxito de la Hiperpnea Isocápnica, los científicos aclararon que una hiperventilación prolongada puede ocasionar una pérdida excesiva de dióxido de carbono y posibles desmayos.

El dispositivo creado por los médicos canadienses permite que el cuerpo de los pacientes se ajuste a la hiperventilación y a la respiración de oxígeno y de dióxido de carbono, sin causar una pérdida de conciencia.

Según Joseph Fisher, colaborador del estudio y creador del dispositivo ClearMate, este tipo de instrumentos permite “Que la cantidad normal de dióxido de carbono se elimine y que cualquier exceso regrese en la siguiente respiración.”

Para llegar a esta conclusión, se realizó un estudio en el que participaron cinco voluntarios ligeramente intoxicados con una mezcla de vodka y agua; después, se examinó cuánto tiempo tomó para que sus niveles de alcohol en la sangre se redujeran de manera natural y cuánto tiempo pasó para que esto sucediera por medio del uso del dispositivo.

Gracias a esto se pudo comprobar que los voluntarios mostraron una recuperación tres veces más rápida utilizando el dispositivo que sin él.

Si bien el estudio mostró ser exitoso, los expertos recomiendan mirar a este invento con cautela, ya que la cantidad de participantes es reducida.

Foto: Shutterstock

ClearMate, el dispositivo que podrá ayudar a reducir los niveles de alcohol en la sangre

Actualmente, el dispositivo ClearMate ya cuenta con aprobación de la Administración de Medicamentos y alimentos en Estados Unidos para ser utilizada en salas de emergencia y en casos de intoxicación por monóxido de carbono.

Para Fisher, “El método es tan simple y obvio que aún observándolo, nadie puede reconocer su potencial. Se esconde a simple vista, no encuentro otra manera de explicarlo.”

El dispositivo también puede servir para ayudar a pacientes que presentan desmayo, toda vez que puede colocarse en los pulmones para proteger la respiración del paciente.

Para algunas personas, el potencial del dispositivo se reduce a eliminar las resacas producidas por el consumo de alcohol, pero su potencial va más allá: es capaz de salvar vidas.

ClearMate es un invento compacto y simple que, de acuerdo con Fisher “Es muy básico y se puede fabricar en todo el mundo: sin electrónica, sin computadoras o filtros. Es casi inexplicable por qué no intentamos esto hace décadas.”

El invento se destaca por regresar la cantidad idónea de dióxido de carbono a la sangre, al tiempo que el alcohol se elimina por medio de la hiperventilación.

Este proceso resulta de suma importancia para mantener el equilibrio del organismo, ya que, como Fish asegura, “Uno no puede solamente hiperventilar, porque en un minuto o dos se sentiría mareado y se desmayaría.”

Con la aprobación ante la Administración de Medicamentos y Alimentos, el dispositivo ClearMate se ha podido comercializar desde el 2019 y su futuro se proyecta prometedor, especialmente cuando cada año fallecen alrededor de tres millones de personas por los efectos del alcohol en la sangre.

Los resultados de los estudios realizados han podido sentar un precedente positivo para los científicos detrás de este invento; el siguiente paso incluye pruebas en grupos más grandes, así como en personas que presentan niveles elevados de alcohol en el organismo y cuyas vidas puedan verse seriamente afectadas por esta situación.

Por último, los científicos han declarado que la importancia de esta creación representa la oportunidad de contribuir con la sociedad para ofrecer una opción segura ante los graves y potencialmente catastróficos efectos del alcohol.

Los expertos de la Universidad de Toronto han sido claros al mencionar que “En concentraciones bajas de etanol en la sangre, se afecta el juicio y la coordinación de las personas, lo que las pone en riesgo, no solo a ellas, sino a todos los que les rodean; sin embargo, los altos niveles de alcohol los ponen en grave riesgo de fallo orgánico o de muerte derivada de la aspiración pulmonar, crisis respiratoria o arritmias malignas.”

ClearMate
Foto: Thornhill Medical