Mecánico gringo que apoya a hispanos termina en el doctor por insólita razón

Dave Sparks, el famoso mecánico gringo que ha demostrado su apoyo total a los inmigrantes hispanos en Estados Unidos, terminó en un consultorio médico por una razón que para muchos parecería extraña.

Conocido por las modificaciones de ‘trocas’ diésel que realiza junto a su hermano ‘Diesel Dave’ en su taller en Utah, en esta oportunidad Dave Sparks no mostró ninguna camioneta extravagante ni condujo un Monster Truck, sino que compartió cómo terminó en un consultorio médico.

A través de las ‘Historias’ en su cuenta oficial en Instagram, Dave Sparks explicó este jueves que tuvo que someterse a un procedimiento quirúrgico para eliminar las glándulas sudoríparas de sus axilas.

TE PUEDE INTERESAR: Identifican al detenido en Florida por el envío de paquetes explosivos

Aunque mencionó que cientos de usuarios se sorprendieron por el tratamiento que se aplicó, el mecánico gringo, al igual que lo ha hecho con los inmigrantes, se manifestó en defensa del procedimiento y de los especialistas quienes lo ejecutan.

Durante su vida, el sudor en sus axilas nunca representó un problema, pero luego de cumplir los 30 años se volvió una verdadera dificultad, explicó.

Empezó a bañarse varias veces al día, a utilizar desodorantes de prescripción y otros métodos, pero nada funcionó.

“Algunos desodorantes servían uno o dos días, y otros me quemaban o irritaban”, apuntó el mecánico gringo.

Así que, al final, decidió acudir al consultorio de Kirk Moore, un reconocido cirujano plástico de Utah.

Entonces, el mecánico gringo expuso que se sometió a un procedimiento de alta tecnología en el que una máquina elimina las glándulas sudoríparas de las axilas con la aplicación del calor.

El sofisticado método, además de impedir que vuelva a sudar por las axilas, también erradicó el crecimiento de vellos en esa zona, detalló.

Y para quienes comentaron que no era saludable dejar de sudar en esa área, Dave Sparks indicó que estaban equivocados, ya que en las axilas se encuentra solo el 2 por ciento de las glándulas sudoríparas del cuerpo, por lo que realmente no hacen falta.

Agregó que muchas personas luchan contra este problema, por lo que decidió compartir su historia con todos sus seguidores.

 ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+