Masacre de San Bernardino: Hispano acusado atribuye sus actos a bipolaridad

Redacción MundoHispánico
Actualizado en

  • Un hispano que fue acusado de suministrar armas a los atacantes en la masacre de San Bernardino culpó a su trastorno de bipolaridad por sus acciones.
  • Un psiquiatra declaró que el hispano había sido diagnosticado con un trastorno bipolar de tipo 2 caracterizado por cambios de humor cíclicos.
  • El hispano adquirió armas y explosivos para construir una bomba que se encontró en el Centro Regional Inland, donde ocurrió la masacre.

La defensa del hispano Enrique Márquez, quien se declaró culpable en 2017 de haber suministrado armas a los atacantes que perpetraron la masacre de San Bernardino, California en 2015, culpó este jueves a su trastorno de bipolaridad por las decisiones que tomó en ese entonces, reseñó la agencia Efe.

En ese momento, Márquez había convencido al juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Jesús G. Bernal, de que estaba mentalmente en forma para presentar las declaraciones que podrían resultar en una sentencia de 25 años a cadena perpetua y dijo que había entendido las consecuencias de sus acciones, reportó The Orange County Register.

Ahora, los abogados de Márquez argumentaron la condición psicológica del hispano después de que un psiquiatra que evaluó el estado mental del acusado explicase ante la corte que el joven ha sido diagnosticado con un trastorno bipolar de tipo 2, que se caracteriza por cambios de humor cíclicos, informaron medios locales.

En su relato, el doctor Saul Faerstein detalló que Márquez intentó suicidarse inmediatamente después de que Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, autores materiales de la matanza, acabasen con la vida de 14 personas e hirieran a otras 21 en diciembre de 2015.

Faerstein también aseguró que Márquez, de 28 años, ha hecho declaraciones contradictorias sobre los ataques planeados, según el periódico local The Press-Enterprise.

Durante la audiencia de este jueves, Márquez estaba tratando de retirar sus testimonio de haber brindado apoyo material a un terrorista y hacer declaraciones falsas en un formulario federal de compra de armas de fuego.

Por su parte, los fiscales contrarrestaron las afirmaciones hechas en la moción de Márquez de retirar las súplicas presentando evidencia que demuestra que, en lugar de ser suicida, el hispano le había dicho a la gente que le iba bien en la cárcel y que tenía esperanzas para su futuro.

“Eso es todo lo contrario que puedes conseguir. Ambas no pueden ser ciertas”, dijo el psiquiatra Saul Faerstein, quien realizó una entrevista de cuatro horas con Márquez y revisó los informes de otros médicos antes de testificar para el enjuiciamiento.

Márquez apareció en la corte con un traje blanco. No estaba restringido, aunque un mariscal de la guardia de EE. UU. estaba sentado detrás de él en todo momento. Igualmente, el hispano no habló durante la audiencia.

El testimonio del jueves y la presentación de evidencia destaparon las mociones acumuladas sobre las propuestas que se habían presentado desde las súplicas de Márquez, pero cuyo contenido se había mantenido en secreto del público.

Los fiscales instaron el jueves al juez Bernal a revelar los documentos ya que era de interés público conocer los antecedentes cuando el juez tomara su decisión.

Seguir Leyendo

Search

+