Marcelo ‘Napoleón’ Gallardo, el líder de River que no deja de hacer historia

Marcelo Gallardo no se cansa de hacer historia en el River Plate.

Tras ganarse el cariño de los hinchas en su etapa como jugador, se sentó en el banquillo y convirtió al Millonario en una máquina de ganar títulos, sobre todo internacionales.

Antes de que Gallardo se convirtiera en su entrenador, el River Plate tenía cinco títulos internacionales: las Copas Libertadores de 1986 y 1996, la Intercontinental de 1986, la Supercopa de 1997 y la Interamericana de 1987.

Desde su llegada al banquillo del River, el club ganó seis títulos internacionales: la Copa Libertadores en 2015 y 2018, la Recopa Sudamericana en 2015 y 2016, la Copa Sudamericana en 2014 y la Copa Suruga Bank (que juegan los campeones de la liga japonesa y la Copa Sudamericana) en 2015.

La conquista de la Copa Libertadores este domingo en Madrid a costa de su más enconado rival, el Boca Juniors, ha dejado a Gallardo con nueve títulos y como el entrenador más exitoso de la historia del club, junto a Ramón Díaz.

Sin embargo, de los nueve campeonatos de Díaz, solo dos son internacionales.

TAMBIEN TE PUEDE INTERSAR https://www.thefutboltimes.com/presidente-de-river-plate-confirma-que-gallardo-seguira-entrenando-al-club/

Contando su etapa como jugador y como técnico del River, Gallardo suma 17 títulos, cinco menos que Ángel Labruna, el ídolo máximo del club.

Gallardo, apodado ‘el Muñeco’, en los últimos años se hizo conocer como ‘Napoleón’ por su astucia para ganar las “batallas”, especialmente los duelos de eliminación directa.

El entrenador, de 42 años, no aceptó varias ofertas para dirigir en el exterior y rechazó públicamente ser considerado como un candidato al puesto de seleccionador albiceleste porque tiene diferencias con los actuales directivos de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El presidente del River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y el director deportivo, el uruguayo Enzo Francescoli, aseguraron este domingo, tras el éxito en Madrid, que Gallardo continuará en 2019.

Como todo buen líder, Gallardo forjó un equipo de trabajo que incluso puede funcionar sin él al mando.

En Madrid, el segundo entrenador, Matías Biscay, tuvo que hacerse cargo del equipo porque Gallardo estaba suspendido.

El resultado ya es conocido: victoria por 3-1.

Biscay también tuvo que dirigir el partido de ida de la final que se jugó en la Bombonera y que terminó igualado 2-2.

Los dos partidos en los que el cuerpo técnico cumplió sin él en el banquillo, no son la excepción, sino la regla.

Biscay lo reemplazó en ocho partidos, de los cuales ganó cinco y empató tres.

La próxima “batalla” de ‘Napoleón’, tras conquistar la Copa Libertadores en la capital española, será el 18 de diciembre en los Emiratos Árabes Unidos.

Ese día, el River Plate debutará en las semifinales del Mundial de Clubes ante el ganador del partido que enfrentará al Esperance de Túnez, campeón africano, y al vencedor de la eliminatoria previa entre el Al Ain local y el Wellington neozelandés.

En la otra semifinal, está el Real Madrid, que se enfrentará al Kashima Antlers japonés o al Guadalajara mexicano.

Si el River Plate gana este torneo, Gallardo superará a Díaz como el entrenador más exitoso del club y se acercará un poco más a Labruna, el, por lo menos hasta ahora, ídolo máximo del club. EFE

sam/rgm/hbr/ism

Search

+