11 Claves para mantener tu red de wi-fi del hogar segura y protegida

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
11 Claves para mantener tu red de wi-fi del hogar segura y protegida
Shutterstock
Muchas personas compran un router sin cables, lo llevan a casa, lo conectan y se olvidan de la seguridad de su red de wi-fi. Cuando no proteges tu red inalámbrica, no sólo alguien podría usar tu red para actividades ilegales, sino que también pueden robar nombres de usuarios, contraseñas, cuentas de banco, números de seguridad social y otra información personal que has guardado en tus computadoras y dispositivos. Cómo proteger tu red inalámbrica en casa. Tómate algunos minutos para proteger tu red inalámbrica para asegurar tu seguridad.

1. Cambia la contraseña de tu router

Shutterstock

Cada router viene con una contraseña prestablecida que te permite accesar a él. Cambia la contraseña cuando te instalen el router y luego vuélvela a cambiar otra vez unos cuantos meses después. Opta por una contraseña que sea mínimo de 8 caracteres de largo (mientras más larga mejor). Usa una combinación de números, mayúsculas y minúsculas y símbolos.

2. Desactiva la administración remota

Shutterstock
Relacionado

La administración remota te permite ingresar al router a distancia por medio del internet y hacer cambios al router. La mayoría de los usuarios nunca utilizan esta características y a menos que la uses, esta debe desactivarse.

3. Cambia tu SSID

Router blanco en escritorio junto con una computadora
Shutterstock

El SSID, acrónimo para Service Set Identifier (Set de identificador de servicio), es el nombre de la red inalámbrica. Todos los routers tiene un SSID predeterminado. Debes saber el SSID para conectarte a la red inalámbrica. Si hay muchas redes inalámbricas en el rango y tiene la misma SSID, puede ser difícil saber cuál es la tuya.

Cambiar el SSID también agrega un poco de seguridad. Si un hacker sabe la marca del router con base en el nombre SSID predeterminado, es más fácil determinar qué vulnerabilidades esa marca de router tiene en particular. Un hacker puede usar esa información para ingresar en tu red. Cuando cambias el SSID predeterminado, opta por SSID que sea aleatorio. No utilices tu nombre, dirección o cualquier tipo de información personal cuando estés creando el SSID. Considerar cambiar el SSID unas cuantas veces al año.

4. Desactiva la transmisión de SSID

Fotografía de un router en una sala
Shutterstock

El SSID del router está transmitiéndose a cualquier dentro del rango de tu red inalámbrica. Eso significa que tus vecinos y cualquier cerca de tu router puede ver tu red inalámbrica. Querrás desactivar la transmisión del SSID después de que has colocado y configurado y exitosamente conectado tus computadoras y otros dispositivos al router por primera vez. Después de que desactivas la transmisión del SSID, las personas que busquen en su lista de redes inalámbricas disponibles ya no verán tu red en ésta. Desactivar el SSID no es una medida de seguridad fuerte en sí, pero combinado con otras acciones de seguridad, añade una capa de seguridad.

5. Usa un filtro MAC

Shutterstock

Los filtros MAC te permiten especificar qué dispositivos están permitidos para conectarse y cuáles no lo están para conectarse a tu red. Cada red tiene una dirección de control de acceso de media específica y no hay dos dispositivos hardware que utilicen la misma dirección. Una dirección MAC consiste en un par de seis números separados por una coma.  Los routers inalámbricos tiene una configuración llamado MAC filtering. Al usar esto, puedes ingresar al router e ingresar las direcciones MAC en los dispositivos que te gustaría conectar a tu red inalámbrica. Todos los otros dispositivos estarán cerrados. También puedes bloquear direcciones MAC específicas para que no se conecten a tu router. Algunos hackers tienen direcciones MAC imitadas, así que no sólo te confíes en esto.

6. Usa encriptados

Shutterstock

Los encriptados codifican los datos transmitidos entre tu computadora y otro dispositivo y tu router inalámbrica. Usa el tipo de encriptado más fuerte que tu router soporte. Escoge una clave fuerte y única. Esta llave será usada por cualquiera que se esté conectando a tu red inalámbrica. Como con muchas otras clave o contraseñas, escoge una que como mínimo tenga ocho caracteres de largo y tenga una combinación de números, mayúsculas y minúsculas y símbolos. Cambia la clave unas cuantas veces año.

7. Desactiva el Wireless Protected Setup

Router de color negro en escritorio
Shutterstock

Si tu router ofrece Wireless Protect Setup (WPS) es mejor desactivar esa característica. Los hackers han hallado una forma de aprovechar la característica PIN para conseguir tu contraseña. La configuración de protección Wi-FI te permite conectar dispositivos al router usando un PIN o Push Button Connect. Al usar la opción PIN, ingresar el número PIN en tu dispositivo para conectarte. Con el Push Button Connect, se te permite apretar un botón en el router o dar click a un botón mientras estés conectándote al router, y, por un periodo limitado de tiempo, un dispositivo dentro del rango puede conectarse. Esto permite a los dispositivos conectarse sin que alguien sepa la contraseña.

8. Presta atención a la lista de dispositivos

Unas manos con un celular y en el fondo un router
Shutterstock

La mayoría de los routers tienen un dispositivo con esta característica. Puedes ver la lista para así saber qué dispositivos están actualmente conectados a tu router. Deberías ver de manera regular la lista y asegurarte de que sólo dispositivos que tú utilizas están conectados.

9. Ten cuidado con los accesos a invitados

Cables azules conectados a router
Shutterstock

La mayoría de los routers tienen una opción de acceso a invitados. Esta característica permite a invitados conectarse a tu router. Si no usas el acceso a invitados, apágalo. Si tienes invitados que necesitan el acceso inalámbrico a invitados, usa esta característica. Esto les permite el acceso a Wi-Fi sin permitirles el acceso a tu red: cosas como archivos compartidos y carpetas, impresoras compartidas y otras redes de información sensible. Algunos routers también te permiten restringir cuánta banda ancha está permitido que un invitado use. Escoge una clave segura para que el acceso a invitado y cámbiala seguido.

10. Considera desconectar tu router en la noche o cuando estés fuera

Shutterstock

Un router no puede estar en peligro si se desconecta. Considera desconectar tu router cuando no te encuentres en casa, salgas de vacaciones o cuando dejes de trabajar con él. Esto evitará cualquier actividad maliciosa. También podría evitar un problema de voltaje y ahorrar dinero de la factura electrodoméstica.

11. Mantén el software de tu router actualizado

Una foto de un router con tres símbolos en color verde
Shutterstock

El software que ha sido instalado en tu router se llama firmware. Los fabricantes mandarán actualizaciones firmware para mejorar su desempeño y para solucionar conflictos y problemas de seguridad. Echa un vistazo a las actualizaciones unas cuantas veces al año. Puedes revisar las actualizaciones firmware al ingresar al router. La mayoría tiene una pestaña que te permite comprobar si hay actualizaciones de esa página. También puedes ir directamente al sitio web dele fabricante y bajar las actualizaciones.

Notas finales

Una persona verificando conexiones al router en computadora
Shutterstock

Si todo esto te abruma, no dejes que te intimide. Toma algo de tiempo, pero es muy simple seguir estos pasos. Puedes cambiar las configuraciones de cualquier router por medio del software del router o usando un navegador web en tu computadora. Tomar el tiempo para configurar correctamente y mantener tu red de casa segura, es necesario. El mínimo esfuerzo vale la pena para la paz que eso trae.

Etiquetas: