Manny Languasco: tener éxito dependía sólo de mí

Un gran paso para el éxito

Esa frase; “yo quiero que mi carro lo lave Manny” fue expresada por un empresario multimillonario llamado Stiff, quien era el dueño de mil 700 casas, las cuales alquilaba.

Sin duda alguna, un oficio que le ayudaría a encontrar la verdadera ruta del éxito gracias a Stiff, quien al ver la capacidad y el talento del dominicano le brindó la mejor oportunidad de su vida.

“Ya yo sabía que Stiff era el hombre que me iba a ayudar a ser exitoso. Le dije que me ayudara a ser una persona exitosa como él. Sacó una tarjeta y me dijo que me presentará en su oficina a temprana hora”, recordó el dominicano durante la entrevista.

Cuenta que Stiff le propuso administrarle las propiedades y comenzó a darle lecciones de negocios y liderazgo.

“En el transcurso de un año ya yo era dueño de 15 casas. Ya me había mudado de la casa donde vivía con 17 inmigrantes a mi propia casa en la playa. En fin, yo tenía cinco diferentes negocios que me generaban millones de dólares”, expresó el dominicano.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+