Manny Languasco: tener éxito dependía sólo de mí

  • El comienzo fue duro para Manny Languasco para lograr el éxito en los Estados Unidos.
  • Un gran paso para el éxito y una fuerte depresión marcó la historia del dominicano.
  • Manny Languasco desea que su historia como inmigrante en los Estados Unidos sirva de inspiración.

Son muchas las historias que acobijan a los inmigrantes en búsqueda del sueño americano, pero la de Manny Languasco estuvo acompañada por la desgracia y terminó en manos del éxito, en los Estados Unidos.

Manny Languasco, oriundo de República Dominicana, auguró que en su país natal no tenía futuro y su más grande sueño era pisar los Estados Unidos, donde comenzaría a escribir su propia historia de vida a 4.216 km.

Dejó a su familia y su trabajo para probar suerte solo en la tierra de las oportunidades y recuerda que pasó su primera noche en medio de una calle norteamericana oscura y tenebrosa, donde una cama improvisada de basura lo acobijó.

Manny Languasco- éxito-millonario-EE.UU.

Foto/Captura Mundo Hispánico

“Recuerdo que el único lugar que había para dormir esa noche era un chaparrón de basura y ahí pasé mi primera noche, luego que un amigo me dijera que no me podía recibir en su casa”, expresó Manny Languasco.

Pasar una noche rodeado de basura se convirtió en la mejor señal de su vida, pues le permitió a Manny Languasco reflexionar para darse cuenta que de él dependía si iba a tener éxito o no.

Desde esa reacción, el ahora empresario aseguró para Mundo hispánico que su suerte cambio de la noche a la mañana, luego que una luz le indicara el camino correcto.

El comienzo fue duro para Manny Languasco

El joven hispano comenzó a trabajar por su propia cuenta como jardinero, por cuya labor a veces le pagaban y otras no recibía ni un centavo.

Esa mala experiencia nunca lo desanimo. El hispano prueba suerte cortando pasto acumulando por esa labor 125 dólares a la semana.

Su intuición le decía que necesitaba experimentar otras áreas, por lo que decidió desempeñarse como lavador de carros.

“Yo decidí cambiar de trabajo ya que me fui a la bancarrota como jardinero y me puse a lavar carro de una forma que nadie lo lavaba, porque yo tenía la esperanza de que alguien dijera; yo quiero que mi carro lo lave Manny”, expresó el dominicano.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+