Manifestante hispano en Pensilvania tiene coronavirus pero no usaba máscara

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
  • Un manifestante presuntamente hispano en Pensilvania tiene coronavirus pero no usaba máscara protectora.
  • El joven de 22 años fue detenido y aseguró que tiene la enfermedad, por lo cual le recomendaron entrar en cuarentena.
  • Las autoridades locales están preocupadas por la exposición de enfermos de coronavirus a las manifestaciones.

Un hombre, presuntamente hispano, arrestado durante las protestas por la muerte de George Floyd en Pensilvania, asegura que tiene el coronavirus pero no usaba una máscara protectora, por lo que se teme que haya causado un brote de la enfermedad en las manifestaciones.

Según medios locales, Julio V. Torres, de 22 años, reveló que dio positivo al coronavirus tras su arresto en una noche de protestas, a la cual acudió junto a poco más de 250 personas a pesar de la recomendación de ponerse en cuarentena, asegura Lancaster Online.

En declaraciones a la prensa, un funcionario local confirmó la información. “Él ha puesto a otras personas en riesgo, tanto el público que participaba pacíficamente en la protesta como la aplicación de la ley”, dijo David Ashworth, del condado de Lancaster.

Un manifestante presuntamente hispano en Pennsylvania tiene coronavirus pero no usaba máscara protectora.

Entretanto, las autoridades policiales no han confirmado que el joven esté enfermo con el nuevo coronavirus basados en su testimonio; sin embargo, han advertido al juez de distrito y al personal de la prisión sobre el diagnóstico de Torres.

Documentos acusatorios de Torres alegan que el joven protestaba frente a una estación de Policía del condado, donde arrojaba “objetos que podrían causar daños corporales a los agentes de policía” por lo cual fue detenido y llevado a prisión, informa Lancaster Online.

La más reciente información asegura que el joven Torres permanecía detenido en la cárcel del condado de Lancaster, después de no poder pagar el 10 por ciento de su fianza de 25 mil dólares, según muestran los registros judiciales.

Pero ahora las autoridades locales están preocupadas por un nuevo brote del mortal coronavirus, debido a la exposición de enfermos a grandes reuniones como las manifestaciones, por lo cual seguirán de cerca cualquier situación que demuestre un aumento de los casos en las próximas semanas.

El coronavirus ha infectado a otras 511 personas para superar el total de 73,000 casos en Pensilvania, y otras 75 personas han muerto a causa de él, dijo el miércoles el Departamento de Salud del estado, reporta AP.

La agencia ahora ha atribuido un total de 5,742 muertes al virus en Pennsylvania. Se cree que el número de infecciones es mucho más alto que el recuento confirmado porque muchas personas no han sido evaluadas y los estudios sugieren que las personas pueden infectarse sin sentirse enfermas.

Alrededor del 68% de las personas con resultados positivos se han recuperado, dijo el departamento, mientras que la tasa de resultados positivos está disminuyendo constantemente al 18% de los resultados.

Pensilvania se encuentra actualmente en proceso de reapertura en tres pasos.

El gobernador Tom Wolf dijo el miércoles que casi 6 millones de personas en el sureste de Pensilvania, muy afectado, están programadas para eliminar sus restricciones más estrictas el viernes. Eso incluye la orden de quedarse en casa que es parte de la llamada fase “roja”.

Otros 3.8 millones de personas viven en condados que están bajo la fase “verde” menos restrictiva de Wolf, o comenzarán el viernes.

Para determinar si un condado puede entrar en una fase menos restrictiva, Wolf dijo la semana pasada que su administración está estudiando la tasa de casos nuevos durante siete días, el porcentaje de casos positivos durante 14 días y si los brotes se pueden manejar con el rastreo de contactos.

Sin embargo, incluso en la fase verde, las empresas deben mantener medidas de distanciamiento social, incluido el requisito de que los clientes y empleados usen máscaras y limitar la capacidad.

Los funcionarios de la administración de Wolf no han dicho cuándo desaparecerían esos requisitos, pero la Secretaria de Salud, Dra. Rachel Levine, sugirió que podrían permanecer en el lugar hasta que haya una vacuna segura y efectiva que esté ampliamente disponible.

DECLARACIÓN DE DESASTRES

Wolf renovó el miércoles una declaración de desastre de 90 días que firmó originalmente el 6 de marzo luego de la confirmación de los primeros casos positivos del coronavirus en Pensilvania.

La declaración original debía expirar el jueves.

“Los residentes de Pensilvania han hecho un gran trabajo allanando la curva y los números de casos continúan disminuyendo”, dijo Wolf en un comunicado. “La renovación de la declaración de desastre ayuda a las agencias estatales con recursos y apoyos a medida que continuamos la mitigación y la recuperación”.

Según la ley estatal, una declaración de emergencia ante un desastre otorga a los gobernadores la autoridad para emitir o rescindir órdenes y reglamentos ejecutivos, acceder a existencias de suministros y equipos de emergencia y suspender las leyes o reglamentos que las agencias estatales del gobierno.

CUIDADO DENTAL

El Departamento de Salud autoriza a los dentistas a reanudar la atención y las limpiezas dentales de rutina que no sean de emergencia y les pide que sigan las pautas federales.

Hasta el miércoles, el departamento solo había autorizado a los dentistas para reanudar algunos procedimientos dentales electivos.

Los proveedores dentales deben usar equipo de protección personal, todos los pacientes deben ser examinados para detectar síntomas de COVID-19 antes de llegar a la práctica y se debe mantener el distanciamiento social dentro de las oficinas de los dentistas.

DEPORTES JUVENILES

Levine dijo que se espera que la oficina de Wolf produzca más detalles esta semana sobre la orientación de seguridad de la administración para los deportes, incluidos los deportes juveniles.

RASTREO DE CONTACTO

El Departamento de Salud dijo que está trabajando para establecer seis consorcios regionales para ayudar a desarrollar los esfuerzos de búsqueda de contactos.

Dijo que los consorcios podrían incluir universidades y colegios, organizaciones empresariales y comunitarias, centros de salud con calificación federal, organizaciones de servicios humanos del condado, fundaciones y sistemas de salud para evaluar la cantidad de rastreadores de contactos necesarios en cada área, ayudar a reclutarlos y garantizar que estén capacitados.

El esfuerzo está diseñado para conducir a una infraestructura de rastreo de contactos que estará en funcionamiento en el otoño, si hay un resurgimiento del virus.

(Con información de AP)

Regresar al Inicio