Mánager de restaurante condenado por explotar a trabajador con discapacidad

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Mánager de restaurante condenado por explotar a trabajador con discapacidad
  • Mánager de restaurante condenado a 10 años de prisión luego de que obligara a empleado con discapacidad a trabajar “por más de 100 horas sin ninguna paga”
  • Bobby Paul Edwards se declaró culpable de la horrorosa serie de actos en contra de John Christopher Smith, y deberá compensarlo también con más de 270,000 dólares
  • Edwards era mánager del restaurante J&J Cafeteria, en Conway, Carolina del Sur

Mánager de restaurante. Un hombre blanco de Carolina de Sur fue sentenciado a 10 años de prisión luego de que fiscales federales afirmaran que obligó a un hombre afroamericano con discapacidad intelectual a trabajar “por más de 100 horas a la semana sin ninguna paga” en el restaurante del que era mánager.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, que citó la publicación The Hill, un juez condenó a Bobby Paul Edwards a 10 años de prisión después de que se declarara culpable del cargo de trabajo forzado en contra de John Christopher Smith, quien se vio obligado a trabajar extensas jornadas en la J&J Cafeteria, en Conway, Carolina del Sur.

A Edwards también se le ordenó pagar 272,952.96 dólares para resarcir a Smith luego de que los fiscales dijeran que se valió de la “violencia y otras formas coercitivas” de forzar a Smith a trabajar en el restaurante.

Fiscales federales dijeron en el anuncio del miércoles que Edwards sometía a Smith a “abuso físico y emocional cada vez que la víctima cometía un error o no trabajaba lo suficientemente rápido” y que a veces lo golpeaba con cinturones, puños, ollas y sartenes.

“En una ocasión, sumergió unas pinzas de metal en grasa caliente y quemó el cuello de la víctima. El acusado le gritó aún más a la víctima y espetó insultos raciales para menospreciarlo y degradarlo”, dijo el departamento en el anuncio. “Después de que un residente preocupado notificara a las autoridades estatales sobre el abuso del acusado, la víctima fue retirada de la situación en octubre de 2014”.

Smith detalló eventos similares en una entrevista con la televisora local de NBC en 2015, un año después de que Edwards fuera arrestado.

“Me golpeaba con cinturones y todo eso”, dijo Smith entonces. “Me ponía las pinzas llenas de grasa caliente en mi cuello”.

“Quiero que vaya a prisión y quiero estar allí cuando vaya”, agregó Smith.

Smith le dijo a la estación de televisión que el abuso de Edwards comenzó en el restaurante en 2010. Según el medio, el restaurante es propiedad del hermano de Edwards.

El fiscal general adjunto Eric Dreiband, de la División de Derechos Civiles, dijo en el anuncio del miércoles que “es casi inconcebible que los casos de trabajo forzado perduren en este país hasta el día de hoy, un siglo y medio después de la Proclamación de Emancipación”.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1572560777/Jos%C3%A9-Eduardo_Mezcalent_ze8muk.jpg” url= “https://mundohispanico.com/jose-eduardo-derbez-hijo-de-eugenio-derbez-revela/” title= “Tras asegurar que le gustan los hombres, José Eduardo Derbez, hijo de Eugenio Derbez revela cómo está (FOTO)”]

“El Departamento de Justicia continuará investigando, procesando y condenando a los traficantes de personas involucradas en trabajos forzados, buscando justicia en nombre de sus víctimas”, continuó.

En un comunicado, el agente especial del FBI a cargo de la investigación, Jody Norris, calificó el caso de Edwards como de “esclavitud abusiva en contra de una persona vulnerable”.

Archivado como: mánager de restaurante

“El FBI siempre está buscando atentamente estos delitos y está listo para llevar ante la justicia a quienes lo cometan y ayudar a las víctimas a recuperar sus vidas”, agregó.

“Entendemos que la trata de personas toma muchas formas y alentamos a cualquier persona con información relacionada con estos delitos a que se comunique con el FBI”, destacó.

El Departamento de Justicia dijo que el caso fue una invetigación del FBI y de la División de Salarios y Horas del Departamento de Trabajo.

Acusan de crimen de odio a hombre que arrojó ácido a hispano

Un hombre blanco de Milwaukee que fue acusado de arrojarle ácido en el rostro a un sujeto de origen hispano enfrenta cargos por crímenes de odio, incrementando la posible sentencia que recibiría en caso de ser condenado, anunció el miércoles la fiscalía.

Los fiscales presentaron un cargo, lesión imprudencial premeditada, en contra de Clifton Blackwell, de 61 años. La fiscalía añadió los agravantes de crimen de odio y uso de un arma, lo que podrían sumarle 10 años de prisión a la sentencia en caso de ser declarado culpable del crimen, el cual es punible con hasta 25 años de cárcel.

Archivado como: mánager de restaurante

Alegan crimen de odio en ataque con ácido a hispano

La víctima, Mahud Villalaz, de 42 años, dijo que su agresor se le acercó por detrás en un restaurante el viernes por la noche y lo confrontó por estacionarse muy cerca de una parada de autobús, según los documentos de la acusación. De acuerdo con los fiscales, en ese momento Blackwell preguntó: “¿Por qué invades mi país?” y “¿por qué no respetas mis leyes?”

Villalaz dijo que movió su auto pero que Blackwell continuó la discusión, llamándolo “ilegal” y diciéndole con palabras soeces que “se regresara”. Villalaz dijo que también utilizó insultos para decirle racista a Blackwell. Según Villalaz, Blackwell le arrojó ácido después de que le dijera “todos venimos de algún lado” y que los indígenas estadounidenses eran los que más tiempo tenían en el país.

Las cámaras de vigilancia del restaurante registraron el ataque, que le causó quemaduras de segundo grado en el rostro a Villalaz.

Villalaz es un ciudadano estadounidense que emigró de Perú.

Blackwell realizó su comparecencia inicial en la corte el miércoles para escuchar los cargos que enfrenta. Se le fijó una fianza de 20,000 dólares con la condición de que utilice un dispositivo de monitoreo electrónico. El acusado permanece detenido en la cárcel del condado de Milwaukee y su defensor público no respondió de inmediato a una llamada telefónica.

El ataque contra Villalaz se dio en un contexto en el que las posturas antiinmigrantes se han vuelto parte del escenario político debido en gran parte a la retórica de grupos y políticos opuestos a la inmigración, incluido el presidente Donald Trump, de acuerdo con la Liga Antidifamación.