Texas: Madre de familia hispana es asesinada a balazos frente a sus hijos

  • Madre de familia: Veneranda Martínez-Gutiérrez fue asesinada a balazos en Austin, Texas, frente a sus tres hijos por el propio padre de los pequeños. Una tragedia que ha conmocionado a la comunidad hispana.
  • La mujer se ganaba la vida vendiendo tamales en una gasolinera y hasta ese lugar llegó Florencio Félix-Barrón su expareja para dispararle en la cabeza. Después se suicidó ante la vista de los niños.
  • El hombre había sido deportado a México en 2016 por un cargo de abuso sexual en contra de un menor en una escuela primaria muy cercana en la que mató a la que fue su mujer.

Texas. Veneranda Martínez-Gutiérrez, una madre de familia hispana que se ganaba la vida vendiendo tamales, fue asesinada a balazos por su expareja y frente a sus hijos.

Florencio Félix-Barrón, su excompañero sentimental, después del asesinato se suicidó justo frente a los tres hijos de la pareja. La mujer murió mientras una de sus hijas le sujetaba la mano, declararon los testigos.

La tragedia que ha sacudido a la comunidad hispana de Austin, Texas, ocurrió el viernes 6 de diciembre de 2019  en una gasolinera el suroeste de la ciudad en la que la mujer se apostaba cada mañana para vender los tamales con los que se ayudaba a sacar adelante a su familia.

El Departamento de Policía de Austin (APD, por sus siglas en inglés) asentó en su reporte del incidente, consultado por MundoHispánico en Texas, que a las 5:33 de la mañana el centro de emergencias recibió una llamada que alertaba de dos personas heridas a balazos en el estacionamiento de una gasolinera cercana al aeropuerto de la ciudad.

Los agentes del APD que llegaron al lugar encontraron a dos personas heridas y pidieron la presencia de paramédicos para que el hombre y la mujer que encontraron en el lugar fueran transportados de emergencia a un hospital pues estaban agonizantes.

El incidente causó un caos vial pues la gasolinera está en una ruta que usan los empleados del aeropuerto para llegar a trabajar la cual quedó bloqueada por patrullas y ambulancias.

Sin embargo, los paramédicos ya no pudieron hacer nada por las dos personas que estaban tendidas a balazos pues cuando llegaron ya estaban muertos por heridas de arma de fuego en la cabeza según asentaron las autoridades. La hora de su fallecimiento se fijó a las 5:45 de la madrugada.

Una niña que estaba en el lugar, según declararon los testigos, sujetaba la mano de la mujer fallecida mientras le hablaba en español. Las autoridades la identificaron después como una de las hijas de la pareja.

Los detectives de la División de Homicidios del APD que llegaron a investigar el incidente determinaron la identidad de la madre de familia hoy occisa como Martínez-Gutiérrez, de 36 años, y el hombre como Félix-Barrón, de 43 años.

En su reporte los agentes asentaron que los dos fallecidos habían sido pareja sentimental y procrearon tres hijos pero que la mujer lo abandonó debido a su trato violento.

Durante sus pesquisas los agentes descubrieron que Martínez-Gutiérrez llegó ese día muy temprano al transitado lugar para vender los tamales con los que se ganaba la vida cada mañana antes de llevar a sus hijos a la escuela.

Veneranda Martínez-Gutiérrez, de 36 años, se ganaba la vida vendiendo tamales desde muy temprano. La mujer fue asesinada a balazos por el que fuera padre de sus hijos y frente a los niños. La tragedia ha conmocionado a la comunidad hispana de Austin, Texas, en donde ocurrieron los hechos. (Foto: Cortesía de la Familia Martínez)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+