Logran extraer carbono del aire y convertirlo en combustible

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Logran extraer carbono del aire y convertirlo en combustible

De acuerdo con publicaciones recientes, varios científicos han logrado convertir combustible a partir de la extracción del carbono del aire.

  • Varios científicos del mundo han logrado extraer con éxito el carbono del aire para convertirlo en combustible
  • Este tipo de combustible podría ser utilizado de manera cotidiana y en diferentes aspectos de la vida del ser humano
  • Una de las metas a largo plazo es lograr que los aviones comerciales vuelen gracias al uso de recursos naturales

La extracción de carbono del aire se realiza, según los expertos, a partir de la creación de una reacción química conocida como hidrogenación.

Este proceso se realiza por medio del intercambio de los átomos de oxígeno en el CO2 con átomos de hidrógeno, mismo que resulta en la producción de hidrocarburos como el metano.

Una de las principales desventajas que se observan de este proceso, al menos hasta ahora, es que se trata de un procedimiento que requiere de un alto presupuesto económico, ya que estas reacciones surgen de metales costosos como el platino.

Debido a que se considera un proceso innovador y potencialmente útil para la humanidad, varios grupos de científicos de Estados Unidos han dado a conocer que, a largo plazo, se espera que sea posible crear compensaciones de carbono potencialmente infinitas.

Una de las primeras metas que se desean conseguir es identificar un método más eficaz y económico para llevar a cabo el proceso.

Una de las propuestas de las que se ha hablado incluye el uso de molibdeno metálico para reemplazar al platino que usualmente se utiliza.

Por otra parte, en los últimos meses se han recibido reportes de otra noticia que podría impactar de manera positiva a la humanidad: la creación de un tipo de combustible natural capaz de funcionar en aviones.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford anunció el desarrollo de una estrategia para crear combustible para aviones a partir de gases naturales.

Uno de los motivos principales que impulsan este tipo de esfuerzos es la necesidad de contribuir con el medio ambiente, ya que la industria aeronáutica se ha convertido en  uno de los principales emisores de contaminación.

Hace apenas unas semanas, un grupo de investigadores publicó un estudio en el que, aseguran, es posible transformar el dióxido de carbono en una alternativa al combustible convencional con el que funcionan los aviones comerciales.

Sin duda, se trata de una buena noticia para el medio ambiente, toda vez que el transporte aéreo representa aproximadamente 2.5% de las emisiones de dióxido de carbono que anualmente se producen en todo el mundo.

Pero, ¿cómo funcionará este proceso? Si todo sale como los científicos prevén, los aviones podrán extraer el gas del aire mientras aún se encuentran en tierra, y volverlo a emitir por medio de la combustión una vez que se encuentre en vuelo.

De acuerdo con Peter Edwards, profesor de química inorgánica de la Universidad de Oxford, “Necesitamos reutilizar el dióxido de carbono, en vez de simplemente reemplazarlo dentro de la industria aeronáutica.” Edwards añadió que “Esto se trata de una nueva economía de la aviación, más emocionante y más consciente del clima.”

El combustible utilizado en los aviones tiene un impacto más dañino en la atmósfera que aquel utilizado en los automóviles.

Esto se debe a que, si bien son similares, el primero es más pesado y, al consumirse en pleno vuelo, los hidrocarburos se desprenden en la atmósfera como dióxido de carbono.

Foto: Shutterstock

Muy pronto, los aviones podrían volar con combustible natural

Los investigadores de la Universidad de Oxford lograron convertir el gas en líquido por medio de un proceso de combustión orgánica.

Por medio de pruebas de laboratorio, los científicos utilizaron óxido de hierro, manganeso y potasio como catalizadores. Después de añadir ácido cítrico, introdujeron el dióxido de carbono ubicado dentro de un depósito y calentaron la mezcla a 300 grados en una corriente de hidrógeno, proceso que ayudó a crear un líquido que, si todo sale como los investigadores esperan, podría funcionar como combustible para aviones.

El paso siguiente se enfocaría en determinar las cantidades que se requieren de cada componente para lograr que un avión vuele por largos tramos y producir esta cantidad para ayudar a reemplazar el combustible que actualmente se utiliza.

Por su parte, los expertos en aviación se encuentran procesando los nuevos hallazgos para determinar qué tan posible es utilizar esta nueva tecnología en la industria aeronáutica comercial, al tiempo que se garantiza el cuidado del medio ambiente y la seguridad de todos los involucrados en la realización de vuelos comerciales.

Terry Mazanec, un químico de la empresa Lee Enterprises Consulting, explicó que “Obtener dióxido de carbono directamente del aire es un proceso muy complicado, porque hay muy poco dióxido de carbono en el aire.”

Asimismo, aseguró que “Si bien se trata de un proyecto nuevo e interesante, el proceso en general no es algo que vaya a ser fácilmente tomado en cuenta o comercializado.”

Así, se trataría de un proceso de varios años hasta que los científicos logren sentar bases sólidas que permitan la operación de aviones impulsados con este tipo de combustible.

La industria aeronáutica tuvo un importante crecimiento en 2019; sin embargo, con la llegada de la pandemia y las consecuentes restricciones de movilidad en varias partes del mundo, los viajes en avión presentaron sus números más bajos en muchos años.

Para el 2021, se espera una recuperación paulatina que, en algún punto del año, podría superar los niveles de años anteriores, pero esto también traería consecuencias negativas para el medio ambiente.

Foto: Shutterstock