Liliana Carrillo confiesa en prisión que ahogó a sus tres hijos para “protegerlos”

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Liliana Carrillo confiesa en prisión que ahogó a sus tres hijos para “protegerlos”
Foto: AP / Video: MH
  • La dramática declaración de Liliana Carrillo puede sonar estremecedora.
  • Liliana Carrillo dijo que mató a sus tres pequeños hijos para “protegerlos” del padre.
  • El triple homicidio cometido por la madre hispana ha conmocionado California.

Una declaración que eriza la piel. En una entrevista desde la prisión difundida este jueves, Liliana Carrillo dijo que ahogó “suavemente” a sus tres pequeños hijos para “protegerlos” del padre.

Relacionado

Desde la cárcel, la madre de California confesó ahogar a sus tres hijos para “protegerlos de su padre” en medio de una amarga batalla que mantenía por la custodia legal de los pequeños, reseñó Daily Mail este viernes.  

Estremecedora confesión de Liliana Carrillo

Liliana Carrillo, la madre de California de 30 años sospechosa de asesinar a sus tres hijos, ha confesado que los ahogó “tan suavemente como pudo” durante una entrevista exclusiva con KGET-TV desde la cárcel.

La madre le dijo a KGET-TV que ahogó a sus pequeños, Joanna (3), Terry (2) y Sierra (6 meses), porque quería “protegerlos de su padre”, quien ella cree que es un traficante de personas y podría haber “abusado de ellos”.

“Los ahogué”, confesó Liliana Carrillo

Liliana Carrillo

En la entrevista efectuada en la prisión preventiva de Lerdo, en el condado de Kern, la madre expresó: “Los ahogué. Lo hice tan suavemente, no sé cómo explicarlo. No quería que siguieran abusando de ellos”.

Durante la impactante declaración, la mujer agregó: “Cuando nacieron, les prometí que los protegería. Los abracé y los besé y me disculpé todo el tiempo. Amaba a mis hijos”. A su vez, añadió: “Ojalá mis hijos estuvieran vivos, sí. ¿Desearía no haber tenido que hacer eso? Sí. Pero prefiero que no sean torturados y abusados ​​de forma regular por el resto de sus vidas”.

La muerte de los pequeños

La madre no dio más detalles de cómo los ahogó, apuntó el Daily Mail. El sábado, los tres niños fueron encontrados dentro del apartamento de la familia por su abuela materna. En ese momento, Liliana Carrillo había desaparecido.

Más tarde, recordó el Daily Mail, la mujer fue arrestada bajo sospecha de robo de auto, luego de haber robado una camioneta. En su entrevista, dijo que ese trágico día quería conducir por un acantilado y suicidarse, pero el vehículo se atascó en una zanja.

Posibles alucinaciones (pulsa en la imagen para ver el video)

Liliana Carrillo
Foto: captura de pantalla del video de KGET-TV

De acuerdo con la reseña del Daily Mail, Liliana Carrillo todavía parecía estar bajo la ilusión de que estaba protegiendo a los niños cuando ofreció su testimonio para el medio KGET-TV en la cárcel.

La madre aún no ha sido acusada de la muerte de sus hijos en el condado de Los Ángeles en espera de que se efectúa una mayor investigación sobre las causas que condujeron a la tragedia familiar, apuntó el referido medio.

El móvil oficial

Hasta ahora, la policía no ha revelado el motivo de los asesinatos. Pero los documentos judiciales mostraron que había una amarga disputa por la custodia de los niños entre Liliana Carrillo y el padre de ellos, Erik Denton.

Los niños se habían estado quedando en casa de Liliana Carrillo. Y, temiendo por la seguridad de ellos, Erik Denton solicitó la custodia ante un tribunal el 1 de marzo, alegando que la mujer estaba delirando, se había llevado a los niños y se había negado a decirle dónde estaban, según reseñó el Daily Mail.

Acusa al padre de los pequeños

Liliana Carrillo

La mujer, a su vez, presentó una orden de restricción en contra de Erik Denton y afirmó que él era un alcohólico quien pudo haber abusado sexualmente de su hija mayor, indicó la reseña del Daily Mail.

Los documentos judiciales de Erik Denton hablan de la depresión posparto de Liliana Carrillo después del nacimiento de su segundo hijo. Comenzó la terapia, pero la abandonó, y se automedicó con marihuana, dijo el padre de los pequeños.

Extraños mensajes

Según el diario Daily Mail, a través de mensajes de texto y publicaciones en redes sociales la madre había amenazado con suicidarse y habría dicho preocupantes frases como: “Ojalá nunca hubiera tenido hijos”.

Liliana Carrillo también creía que ella era “la única responsable” de la pandemia del coronavirus, escribió Erik Denton, y pensó que Porterville, donde la familia había vivido hasta finales de febrero, era el hogar de una “red gigante de tráfico sexual”.

Depresión y ansiedad

Liliana Carrillo

En su entrevista, Liliana Carrillo dijo que había lidiado con la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático toda su vida y mencionó que había buscado un terapeuta para la depresión posparto, pero aseguró que era su esposo quien representaba una amenaza para los niños.

Liliana Carrillo también expresó que su hija y un hijo habían mostrado signos de abuso y que había intentado obtener ayuda de los trabajadores sociales y las fuerzas del orden, pero no logró obtenerla.

La custodia de los niños

“Simplemente se los iban a entregar al papá”, expresó la mujer, quien dijo que buscó una orden de restricción temporal en el condado de Los Ángeles debido a los problemas que presuntamente enfrentaban los niños.

A través de los tribunales, Erik Denton y Liliana Carrillo acordaron intercambiar los días de él para ver a los niños, unas horas cada dos domingos. Se suponía que el domingo pasado sería la segunda visita de él con los pequeños bajo el nuevo horario, detalló el Daily Mail.

Sabe que se quedará en prisión

En la entrevista con KGET-TV, Liliana Carrillo dijo que ahora espera pasar el resto de su vida en prisión. Y cuando se le preguntó cuál era su último mensaje para sus hijos, respondió: “Te amo y lo siento”.

La agencia de noticias AP también reseñó la declaración de la mujer desde prisión y detalló que vestía un uniforme marrón, tenía los brazos amarrados a la cintura, tenía yeso o una venda en el brazo izquierdo y lloró varias veces durante la entrevista exclusiva de casi media hora.