Líder principal de Irán dice que el presidente Trump es un “payaso”

En un principio, el Pentágono había informado de que el ataque no había causado heridos; pero, ahora, después de evaluar otra vez a las víctimas, las autoridades identificaron algunos síntomas de posibles conmociones cerebrales debido a la fuerza del impacto de los misiles.

“Aunque ningún militar estadounidense murió durante los ataques del 8 de enero en la base de Ain al Asad, algunos han sido tratados por síntomas de conmociones cerebrales y todavía están siendo evaluados”, indicó el portavoz de la coalición militar, Bill Urban, en un comunicado.

Asimismo, explicó que “por precaución” los militares han sido transportados desde la base de Ain al Asad, en el oeste de Irak, hasta el centro médico regional de Landstuhl, un hospital del Pentágono en Alemania.

“Cuando se les consideren aptos para el servicio, se espera que los miembros del servicio regresen a Irak luego de ser evaluados”, agrega el comunicado.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+