Lucha popular por licencias apunta ahora a Massachusetts, Michigan y Georgia

  • La “lucha popular” por las licencias de manejo para indocumentado se enfoca ahora en Massachusetts, Michigan y Georgia.
  • Nueva York comenzó la emisión del documento, mientras que en Nueva Jersey se votó en el Capitolio estatal una ley que aprobó la medida.
  • Otros 12 estados y el Distrito de Columbia otorgan licencias similares a los indocumentados desde 1993.

La “lucha popular” por las licencias de manejo para indocumentado se enfoca ahora en Massachusetts, Michigan y Georgia, donde los activistas esperan contagiar la energía del triunfo que supuso que Nueva York empiece a otorgar ese permiso a miles de migrantes.

“Muchas organizaciones luchan por leyes estatales que autoricen las licencias en el país, pero los resultados que vemos hoy en Nueva York y Nueva Jersey son resultado de una lucha liderada por el pueblo, que se extiende y pronto dará otros frutos”, declaró a Efe el activista Lil Adorno, del Movimiento Cosecha.

Nueva York comenzó la emisión del documento, mientras que en Nueva Jersey se votó en el Capitolio estatal una ley que elevó a 15 los territorios que otorgan el beneficio a los inmigrantes sin estatus legal.

La votación resultó en 21-17 a favor de la legislación para ampliar el acceso a las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados y otras comunidades vulnerables.

En Nueva Jersey este triunfo se logró después de 15 años de estancamiento, donde cuatro gobernadores demócratas y un republicano negaron la prioridad de dar las licencias a todos los residentes.

“Después de 2 años desde su lanzamiento, la campaña “Conducir sin miedo” ha alcanzado su objetivo”, dijo en un comunicado este lunes el Movimiento Cosecha.

Esta ley ha sido largamente esperada por cerca de medio millón de indocumentados en edad de manejar y que el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, ya adelantó que firmaría.

Y varios de ellos comenzaron la espera desde anoche con una vigilia que comenzó frente a la sede de la Asamblea estatal.

Según Adorno, después de décadas de frustraciones y promesas incumplidas, “la gente se unió y empezó una lucha popular” para poder manejar legalmente sin miedo, sin depender exclusivamente de las “mentiras” de los partidos políticos.

“Por un lado, de un partido (el Republicano) al que no le gustan los inmigrantes, y por otro, uno que solamente promete y no cumple (los Demócratas)”, opinó el activista de este grupo, volcado en la lucha para conseguir licencias de manejo para los indocumentados en todo el país.

“De norte a sur y este a oeste, somos parte de un nuevo amanecer de lucha y esperanza para nuestra comunidad inmigrante”, afirmó.

Con caminatas, huelgas de hambre y boicots de consumo, los activistas tratan de motivar a la gente para que se una a la campaña de “manejar sin miedo”, y tienen en la mira en lo inmediato a Massachusetts, Michigan y Georgia.

Movimiento Cosecha informó de que tiene grupos en seis ciudades de Massachusetts que organizan foros y marchas y se preparan para una próxima peregrinación estatal hacia Boston en busca de una votación.

“Los demócratas en el Congreso estatal siempre nos prometen las licencias, pero nunca lo votan. Ya es hora de que el pueblo inmigrante se despierte y exija licencias para todos”, dijo Adorno.

En Michigan, donde se estima que hay 50.000 indocumentados que manejan ilegalmente, las licencias se suspendieron en 2008, cuando comenzó a exigirse prueba de ciudadanía o de estatus migratorio.

Los grupos de activistas informaron de que han estado activos en ciudades como Gran Rapids, con marchas masivas de miles de personas, incluyendo una caminata de 60 millas al Capitolio en Lansing, para exigir que se vuelvan a emitir licencias a indocumentados.

Según Adorno, la situación es crítica en Georgia, un estado que calificó de “antiinmigrante”, donde la comunidad siempre ha sido discriminada y no habría apoyo a nivel legislativo para una ley de ese tipo.

“Pero los legisladores tienen que poner atención al problema, porque la gente está muy organizada, hay mucha energía y es contagiosa”, agregó.

Antes que Nueva York, otros 12 estados (California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nuevo México, Nevada, Utah, Vermont y Washington) y el Distrito de Columbia otorgan licencias similares a los indocumentados desde 1993.

Oregón también figurará en la lista, con la Ley de Acceso Igualitario a las Carreteras que fue aprobada recientemente, pero entrará en vigencia en enero de 2021.

Otros estados que podrían agregarse a la lista en 2020, según el Center for American Progress, serían Florida, Kansas, Minesota, Carolina del Norte y Tejas, por presión de grupos de activistas o iniciativa de los gobiernos locales.

En Florida, se estima que las licencias solucionarían el problema que plantean unos 685.000 inmigrantes indocumentados, al manejar sin autorización en las cada vez más congestionadas carreteras del estado.

Las licencias que se expiden en Nueva York, al igual que las se autorizarían en Nueva Jersey, permiten que los indocumentados sin número de seguro social presenten otra documentación para establecer su identidad y domicilio, incluyendo pasaportes extranjeros o tarjetas consulares.

Con estas licencias no se puede votar, manejar camiones o vehículos comerciales, y tampoco autorizan a abordar aviones o ingresar a edificios federales.

Search

+