Problemas en la lengua: síntomas y tratamientos

La lengua es uno de los músculos más fuertes del cuerpo humano, pero eso no la hace inmune a problemas y enfermedades que generan un (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
La lengua es un órgano compuesto de músculos que trabajan juntos para ayudar a los seres humanos a articular palabras y sonidos, así como para mover la saliva y ayudar con el proceso de masticado al momento de ingerir alimentos o beber líquidos. Cada una es única; es una especie de huella digital que el ser humano posee dentro de su organismo y que merece un cuidado especial. Por eso, es importante detectar cualquier anomalía que pueda poner en riesgo la salud: Conoce los principales problemas en la lengua:

Lengua vellosa negra

El padecimiento conocido como lengua vellosa negra es una condición médica en la que la lengua cambia de color para mostrar un tono negro, marrón, verde, amarillo o blanco y una apariencia vellosa que, a su vez, produce mal aliento. Esta condición no requiere de una intervención médica, ya que suele ser pasajera; entre las causas que la provocan se encuentran: consumo excesivo de alcohol y tabaco, una pobre higiene bucal y uso constante de irritantes, como el enjuague bucal.

Lengua fisurada

Persona limpiando su lengua
Shutterstock

La lengua fisurada es una condición, posiblemente genética, que afecta del 2% al 5% de la población estadounidense. Por lo general, este problema no genera incomodidades en el paciente y no requiere de un tratamiento específico. Una manera de constatar que se trata de una fisurada es por medio de la observación de grietas, surcos o hendiduras que únicamente se presentan en la lengua; si se llegara a encontrar una llaga o grieta en otra parte de la boca, es necesario acudir de inmediato al médico.

Lengua amarilla

La lengua amarilla podría ser la primera etapa de un problema más grave, como la vellosa negra; en estos casos, se trata de un padecimiento pasajero e inofensivo que no causa mayor incomodidad en quien lo padece, pero ¡cuidado¡ pues podría tratarse de algo más grave. Si la apariencia es amarilla, y está acompañada de otros síntomas como ojos y piel amarilla, entonces esto podría indicar que hay una afección subyacente, que podría tratarse de ictericia e incluso problemas en el hígado o en la vesícula.

Candidiasis oral

Niño tapando su boca además de su lengua
Shutterstock

La candidiasis oral es una enfermedad que se da, comúnmente, en niños niños a partir de los dos años, y puede extenderse desde la lengua hacia otras partes del cuerpo como en el interior de las mejillas; si se detecta de manera temprana, podría no producir más molestias, al tratarse con medicamentos como fluconazole. En una etapa más avanzada de la enfermedad, el paciente puede llegar a sentir dolor, resequedad en la boca, dificultad para tragar y una sensación de mal sabor en la boca e incluso pérdida del sentido del gusto.

Liquen plano

El liquen plano es un padecimiento que se da, aproximadamente, en un 1% de la población mundial. Entre sus síntomas se encuentran: sensación de dolor o de ardor, incomodidad al hablar, tragar o masticar. Después de haber diagnosticado esta enfermedad, el médico podría recomendar un tratamiento a base de inyecciones de corticoides, medicamentos tópicos o pastillas; debido a que es una enfermedad crónica, podría tardar hasta dos años en desaparecer por completo.

Lengua geográfica

Shutterstock

La lengua geográfica es un padecimiento que puede darse de manera crónica y afectar por meses y años a las personas, incluso cuando estas no hayan sido diagnosticadas con ella.  Entre los síntomas se encuentran lesiones irregulares de color rojo en la parte superior y costados de la lengua, cambios de color y de tamaño en este órgano y una sensación de dolor al ingerir cierto tipo de alimentos. El tratamiento médico incluye analgésicos, enjuagues bucales y suplementación vitamínica.

Cáncer de lengua

Es importante conocer los síntomas que ocurren en cada enfermedad relacionada con la lengua, para así no confundir estos padecimientos con aquellos más graves, como es el caso del cáncer de lengua, que ocurre en 1 de cada 60 hombres, y en 1 de cada 140 mujeres. Entre los síntomas a observar, destacan: heridas o llagas en la lengua que no sanan de forma rápida, dolor de garganta que empeora progresivamente, dolor al tragar, entumecimiento en la boca y ardor en la lengua, entre otros.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado