Latinas vencen el cáncer y comparten su historia para ayudar a otras (VIDEO)

Hay algo que une las vidas de Marcela Reyes, Karen Bohórquez y Jessica Pedraza. No es su historia migratoria, que en algunos aspectos es parecida, ni la experiencia que cada una posee como madre, no. Es su lucha y sobrevivencia contra el cáncer de mama. Es su respuesta a un diagnóstico inesperado y su actitud ante lo que no se puede controlar en la vida. Es un espíritu que las acerca y que las fortalece cada vez más.

Hoy, y en el Mes de Prevención y Concientización sobre el Cáncer de Mama, tienen mucho que contar para impulsar a otras a cuidarse y a salir adelante ante la adversidad de la enfermedad.

Es el caso de Marcela Reyes, una emprendedora de origen colombiano radicada en Atlanta, que, tras ganarle la batalla al cáncer, ayuda a otras mujeres con mensajes positivos y charlas de motivación.

Su diagnóstico llegó en etapa temprana, antes de que el mal hiciera metástasis en otras partes de su cuerpo. Algo que la ayudó a atacar con tiempo el indeseado mal. Sin embargo, todo fue gracias a que se realizaba autoexámenes y mamografías anualmente.

Marcela Reyes.

“Yo siempre me había hecho la mamografía. Sin embargo, en el año 2013 estaba en la ducha y me acordé de que me tenía que hacer el autoexamen. Y estando en la ducha sentí en mi seno izquierdo que tenía algo. Algo que no había sentido nunca antes. Pensé que era por el ejercicio. Pasaron los días y viajamos a la Florida de vacaciones con la familia. Y cuando me estaba poniendo el traje de baño, lo volví a sentir. Le conté a mi esposo y me dijo: ‘tienes que ver al médico’. Cuando regresamos de la Florida, me fui a ver a mi doctora. Y ella inmediatamente levantó el teléfono y me hizo una cita para una mamografía. A los dos días me tomaron todas las placas posibles. Yo no entendía lo que estaba pasando. Luego vino la radióloga y me hicieron una biopsia, y en cuestión de dos días me dijeron que tenía cáncer”, narró Reyes.

NO TE PIERDAS: Temporada de huracanes 2018: ¿qué hacer antes, durante y después?

Fue entonces cuando el 27 de junio de 2013, Reyes tuvo que someterse a doble masectomía con reconstrucción.

“Tuve cuatro cirugías durante un año. El proceso en sí fue doloroso. Levantar los brazos se convierte en algo casi que imposible. Pero… aquí estoy, después de cinco años y feliz de contar la historia, porque eso me cambió la vida”, reflexionó Reyes.

Para la motivadora, la experiencia le enseñó sobre la fragilidad de la vida.

“Estamos aquí y lo tomamos por sentado. No apreciamos la vida”, opinó la mujer.

Y del dolor, dijo Reyes, pudo sacar algo bueno. “Empecé a jugar tenis y he podido mejorar. Yo nunca jugué tenis. He tenido la oportunidad de ganar varios campeonatos y feliz, feliz de poder tener la movilidad de nuevo”, contó la colombiana.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+