LadyBomba: se disculpa piloto que sugirió lanzar bomba en el Zócalo de México

Con estos conceptos López Obrador “se está poniendo al mismo nivel que la efeméride que se conmemora”, expresó a Efe el historiador Alfredo Ávila, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien no halla novedades notables entre las fiestas patrias celebradas hasta 2018 con la que hará el nuevo gobierno.

“La visión que tiene el gobierno de la historia de México es una visión muy convencional, no tan novedosa. Novedoso sería poner atención a grupos minoritarios, mujeres, a comunidades campesinas. Desde la propia imagen institucional de la presidencia con Hidalgo y Morelos, es lo que el Estado mexicano construyó a lo largo del tiempo como la imagen de la Independencia”, comentó Ávila.

Este año, la conmemoración “será diferente”, sostuvo el gobierno mexicano al anunciar que las fiestas -que tienen como elementos clave una verbena, el Grito y el desfile militar- rescatarán la importancia de las culturas y las tradiciones del país.

Como primera innovación, este año se ha llamado a celebrar en un acto masivo en el Zócalo, una especie de “fiesta cívica” que a diferencia de las verbenas de cada año tendrá por primera vez representaciones culturales de los 32 estados de la República para cerrar con un multitudinario concierto musical, después de la ceremonia del Grito.

Si el objetivo es mostrar que tiene respaldo popular, el festejo “le va a salir muy bien” A López Obrador, que podrá ver lleno el Zócalo de la capital, que él gobernó (2000-2005) y que hoy gobierna su Movimiento Regeneración Nacional (Morena), asegura Campos.

En el Grito, el presidente en turno sale al balcón central de Palacio Nacional, toca la campana y grita ¡Viva México! en varias ocasiones con evocaciones de los héroes de la Independencia, cuyos nombres se ajustan al gusto histórico del mandatario de turno.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+