La realidad virtual podría curar PTSD, obesidad e incluso el dolor de parto

¿Es posible intervenir de manera exitosa en casos de PTSD por medio de la realidad virtual? Todo parece indicar, no solo que es posible, sino que es una opción eficaz y segura para los pacientes con diversas afecciones.

Como muchos inventos creados por el hombre, la realidad virtual no escapa a su etapa de servicio para la humanidad. Hoy en día, este tipo de tecnología se presenta como una poderosa herramienta para mejorar la salud física y mental de pacientes con diversas enfermedades o padecimientos.

Lo que empezó como un invento para servir como medio de entretenimiento, hoy se convierte en un eficaz vehículo para acceder a nuevas metodologías y tratamiento que le permitan a los seres humanos acceder a una mejor calidad de vida.

Actualmente, los expertos comienzan a ver a la realidad virtual como un complemento en el tratamiento del PTSD (Trastorno por Estrés Postraumático), el dolor de parto y la obesidad, entre otros padecimientos.

¿Quieres conocer más acerca de la realidad virtual como auxiliar para la medicina? ¡Aquí te lo explicamos!

  • ¿Realidad virtual para tratar el estrés postraumático, la obesidad y el dolor de parto? ¡Ya es una realidad!
  • La realidad virtual se presenta como una alternativa para manejar el dolor de parto, y ya ha sido probada con éxito en algunos casos
  • El manejo satisfactorio del dolor está relacionado con una mejor salud mental, lo que aumentaría la calidad de vida de los pacientes que recurren a esta opción.

La realidad virtual como auxiliar en el tratamiento del Trastorno por Estrés Postraumático es ya un hecho.

Bajo el nombre de VRET, o Terapia de exposición a la realidad virtual, este tipo de tratamiento está siendo actualmente estudiado por los expertos para determinar que, en efecto, se trata de un auxiliar efectivo en el proceso de recuperación de personas con PTSD, o Trastorno por Estrés Postraumático.

Este tipo de terapia, denominada VRET, es una terapia de exposición que ha sido ya utilizada para el tratamiento de varios padecimientos o desórdenes.

Entre estos se encuentran los síntomas del PTSD o Trastorno por Estrés Postraumático, así como trastornos de ansiedad y fobias.

De acuerdo con el portal Verywellmind, la terapia de exposición se presenta como una opción de terapia conductual para personas con PTSD.

Foto: Shutterstock

La terapia de exposición tiene como objetivo tratar conductas que las personas adoptan en respuesta a situaciones, pensamientos o recuerdos que relacionan con episodios que les provocan ansiedad.

Este tipo de conductas suelen presentarse como un patrón de comportamiento que puede llegar a afectar la calidad de vida de un individuo, no solo en el aspecto mental, sino también en el físico.

De no tratar estas conductas, estas pueden llegar a convertirse en un grave impedimento para que una persona realice sus actividades cotidianas. 

En el caso de las personas que padecen PTSD, ansiedad o que presentan fobias a ciertas situaciones, pensamientos o sentimientos, es importante idear estrategias para crear un entorno en el que las personas se sientan seguras.

Suele ocurrir que las personas que padecen PTSD o ansiedad se centran en pensamientos catastróficos relacionados con sus temores. Sin embargo, muchas veces estos temores suelen estar originados en un pensamiento irracional que lleva a las personas a adoptar conductas que, en ocasiones, pueden ser autodestructivas.

Si una persona decide no enfrentarse a aquellos pensamientos, miedos o creencias que le generan estrés o ansiedad, es posible que su estado empeore.

Así, la terapia de realidad virtual entra en escena como una innovadora técnica para ayudar a disminuir el estado de miedo o ansiedad que una persona pueda sentir.

El objetivo último de este tipo de terapia es aumentar la calidad de vida del paciente.

De acuerdo con los expertos, la técnica en la que se basa la exposición a la realidad virtual es lograr que los pacientes confronten sus miedos más grandes.

Foto: Shutterstock

El beneficio de enfrentarse a este tipo de miedos (que pueden generar emociones, pensamientos o conductas) es que los pacientes logren comprender y aceptar que la ansiedad y el miedo tienden a desaparecer por sí solos.

Y, para que la terapia de exposición a la realidad virtual sea efectiva, lo primero que debe hacer el paciente es sincerarse, primero consigo mismo, y después trasladar esa sinceridad a su proveedor de terapia.

En el caso de los pacientes con PTSD, es necesario que estos se expongan a una situación que se asemeja de manera muy cercana a aquello a lo que le temen más en sus vidas.

Es importante tomar en cuenta que el tratamiento a la exposición de la realidad no siempre es adecuado para todos los pacientes con PTSD, ya que, al menos de manera presencial, sería imposible (e inseguro) recrear de manera segura todos los escenarios a los que temen todas las personas.

Es aquí donde la terapia de realidad virtual se presenta útil para el tratamiento de pacientes con PTSD, ya que una buena parte de ellos son veteranos de guerra que se han visto afectados en combate. 

En ellos, la terapia de realidad virtual puede resultar efectiva, ya que podrían recrear escenarios con la certeza de que no resultarán afectados de manera física en ningún momento.

Algunos estudios han demostrado que este tratamiento es efectivo.

En algunos casos de estudio se ha encontrado que, después de un periodo de terapia de exposición a la realidad virtual, algunos soldados han experimentado una mejora en los síntomas del PTSD.

Foto: Shutterstock

Síguenos para más contenido

Youtube