La manera en que Trump aisló a México y Canadá en pláticas del TLCAN

Gracias a la victoria de López Obrador en las elecciones del mes de julio, Donald Trump aprovechó esto para separar a México y Canadá de las renegociaciones del TLCAN y así lograr un acuerdo bilateral. Justo como él quería. 

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
El presidente Donald Trump aprovechó la victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del mes de julio, para separar a México y Canadá de las renegociaciones del TLCAN y así lograr un acuerdo bilateral.

El hecho de aislar a Canadá y cerrar un acuerdo sin esta nación, ha ayudado a México a tranquilizar a Trump y aclarar las incertidumbres sobre el comercio entre ambas naciones, según reportó la agencia Reuters.

Después de haber ganado las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador conversó con el presidente estadounidense, el cual lo felicitó por su triunfo.

 

TE PUEDE INTERESAR:El peso mexicano, entre las monedas más castigadas por la tormenta comercial

 

Sin embargo, Trump tenía otros planes con respecto a la llamada: ¿El nuevo presidente de México consideraría un acuerdo bilateral?

Ante la postura del mandatario de EE.UU., AMLO respondió que estaría “abierto a la posibilidad” si no se logra un acuerdo trilateral que incluyera a Canadá, comentó Héctor Vasconcelos, quien es un asesor de política exterior de la campaña de Obrador y además escuchó la conversación ocurrida el dos de julio.

La réplica del futuro presidente mexicano marcó un antes y un después luego de un agobiante año de pláticas entre México, Estados Unidos y Canadá para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Cabe resaltar que este mercado genera más de un billón de dólares por año.

Hasta ese momento, Trump llamaba al acuerdo un “desastre” para los trabajadores de ese país. Es por esto, que México y Canadá unían fuerzas para contrarrestar el poderío económico y político de EE.UU.

Sin embargo, la contundente victoria de el candidato de Morena a la Presidencia de México, le ofreció una nueva ruta a Donald Trump para cerrar un acuerdo bilateral y así satisfacer sus exigencias.

Inclusive, el presidente estadounidense comentó:

 

“Creo que estoy mejor (con López Obrador) que con el capitalista”, refiriéndose al aún presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Este significativo cambio en la postura del país azteca, surgió cuando las administraciones de Peña Nieto y López Obrador se percataron de que era mejor cerrar un acuerdo con Estados Unidos antes del cambio de presidencia, según personas cercanas a las conversaciones.

 

RELACIONADO: López Obrador evalúa acuerdo bilateral con Canadá

 

Lo anterior, debido a que la ideología de AMLO plantea centrarse en asuntos internos y evitar otra compleja negociación comercial dejada por un gobierno saliente.

Funcionarios mexicanos comentan que Canadá podría tomar el mismo camino.

A comienzos del 2017, el embajador de Canadá en Washington, dijo que Canadá podría actuar de acuerdo con sus intereses de manera trilateral o bilateral.

El acuerdo entre México y Estados Unidos ha generado que diversos sectores empresariales y políticos de Canadá comiencen a presionar al primer ministro de ese país, Justin Trudeau, para comenzar a plantear su propio acuerdo con la nación liderada por Trump.

El poderío de negociación canadiense se vio diezmado cuando México cedió en algunos temas importantes para Ottawa, incluyendo el Capítulo 19, que es un mecanismo diseñado para resolver problemas entre los socios del Tratado de Libre Comercio.

De igual forma, funcionarios canadienses se plantean que México cedió de más en el tratado.

“Hay una sensación general de que los mexicanos capitularon en algunas áreas clave”, comentó en un entrevista Jerry Dias, presidente de Unifor.

 

Fecha límite para acuerdo

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto requería un acuerdo a más tardar para finales de agosto, ya que entrega su cargo el 30 de noviembre y el Congreso de Estados Unidos podría tardar hasta 90 días en revisarlo y aprobarlo.

Desde otro lado, Donald Trump aún enfrenta resistencias por parte de su partido Republicano, que

 

están de acuerdo con un pacto trilateral además de la posibilidad de que los republicanos pierdan la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado durante las elecciones del seis de noviembre próximo.

Existen diversos factores que podrían agilizar el proceso. Por una parte, se encuentran las conexiones personales. El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, forjó una relación con Jared Kushner, yerno y asesor de Trump. Estos dos personajes se conocieron a través de conexiones en Wall Stret.

Según Gustavo Hoyos, jefe de la Confederación de empresarios mexicanos Coparmex, “Videgaray ha sido el secretario de Relaciones Exteriores de México que ha tenido más acceso a la Casa Blanda en muchos años”.

Por otra parte, Jesús Seade, representante de AMLO en las negociaciones, impulsó el proceso. Fue justamente Videgaray quien mencionó que Seade destrabó las pláticas sobre la demanda del país estadounidense con respecto de una “cláusula de extinción”, que podría derrumbar el TLCAN en caso de que no fuera revisado en cinco años.

Cerrar un acuerdo que excluye a Canadá ha hecho que Trump frene sus demandas, lo que significa un beneficio para México.

“Teníamos que tomar un decisión si queríamos seguir adelante con el acuerdo que protegía los intereses de nuestro país, o poner en riesgo precisamente esos intereses por esperar a Canadá”, dijo Moisés Kalach, encargado del sector privado mexicano en la renegociación del TLCAN. Y puntualizó: “Yo creo que Canadá lo hubiera hecho de una forma parecida”.

 

Con información de ‘El Financiero‘.

 

ES TENDENCIA:

[anvplayer video=”4487252″ station=”CMG MundoHispanico”]

 

 

 

 

 

 

 

 

Continua artículo relacionado