La Luna y la mujer: Ciclos en los que ambas se encuentran

Existe una relación entre la mujer y la luna, la cual explica los cambios emocionales y energéticos por los que atraviesa.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
(Updated: 04/06/2021)

  • El ciclo menstrual está ligado con el ciclo lunar y nuestros antepasados lo sabían.
  • Esta relación entre la mujer y la Luna, explica los cambios emocionales y energéticos por los que atraviesa una mujer.
  • Cada fase del ciclo menstrual conecta con las fases de la Luna: luna llena, luna nueva, cuarto creciente, cuarto menguante.

Quizás pueda parecerte raro, pero antiguamente en la cultura y costumbres se fomentaba este vínculo de la mujer con la naturaleza. Desde niñas, este conocimiento y vincula ayudaba a que las mujeres se comprendieran mejor a ellas mismas, como a su cuerpo y su menstruación.

El ciclo menstrual era entendido como algo sagrado y no como algo que debiera esconderse o “malo”. Actualmente, la mayoría de las mujeres pasa por inadvertido esta relación como a los cambios emocionales y energéticos durante su ciclo. Lo primero que debemos saber es que el ciclo menstrual coincide con las fases de la Luna. 

La Luna tarda un lapso de 28 días en darle la vuelta a la tierra, que es casi el mismo tiempo que dura el ciclo menstrual. Este ciclo se conecta con las fases de la Luna: luna llena, luna nueva, cuarto creciente, cuarto menguante.

Para nuestros antepasados, una manera de marcar el tiempo era a través del ciclo lunar y cuando era luna llena, significaba que una mujer estaba ovulando y en luna llena, menstruando. La realidad es que hoy en día este ciclo se ha visto alterado ante tanta luz artificial. Esto ha generado que las mujeres padezcan ciclos irregulares, confundiendo su reloj biológico e incrementando su sensibilidad.

La Luna
shutterstock
  • Menstruación / Luna nueva

Durante este período la mujer busca tranquilidad y conecta más consigo misma. De hecho, en esta fase el cuerpo busca de manera natural reciclar la energía. Es un momento para guardar silencio y meditar.

  • Preovulación / Luna creciente

Cuando el período menstrual termina el cuerpo está listo para continuar con las actividades cotidianas. Es una fase de energía, en él existe una mayor claridad mental y fortaleza. Además las emociones se encuentran más estables, lo que permite a la mujer ser más objetiva en todo momento.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1568136394/harvestmoon1_f1it8v.jpg” url=”https://mundohispanico.com/viernes-13-con-luna-llena/” title=”Viernes 13 con luna llena: Este 13 de septiembre viene con extra de terror”]

  •  Ovulación / Luna llena

Esta fase se caracteriza por generar en la mujer una actitud más empática, sociable y que la hace lucir radiante. En esta etapa la mujer se encuentra en su punto más fértil, por eso se define como una fase con gran energía y vitalidad.

De hecho es en esta etapa que la mujer se siente más segura de sí misma y, por ende, su autoestima aumenta como también su deseo sexual.

la luna
shutterstock
  • Premenstruación / Luna menguante

En esta etapa la energía de la mujer comienza a disminuir. En ella nace un deseo de limpieza interior y dejar ir lo que no aporta en su vida. Este proceso se conoce como el Síndrome Premenstrual.  Estos días se caracteriza por una actitud dispersa y un mayor deseo sexual. 

¿Si una mujer entra a la menopausia, deja de sentir la influencia de la Luna?

La respuesta es no. Aunque la mujer ya no mestrue, el ciclo sigue existiendo y ejerciendo su influencia. De esta manera, toda esa energía que se renovaba y brindaba al exterior mes con mes, ahora sucede desde un aspecto interno.

[trend video=”412027″ player=”14557″ title=”Todo sobre la copa menstrual”]

Etiquetas:
Continua artículo relacionado