LA CHACHA (29 enero): Verónica Castro ¿en terrible depresión? y Lucía Méndez ¿poseída?

Hoooola mijas y mijos CHACHA lovers! Soy su comadrita venenosa favorita, la Chacha, aquí reportándome sin mis cubetas, sin mis trapos, sin mi lavadora y sin mi trapeador, porque hoy me vine de señora elitista y ricachona (como mi acaecida comadre Christian Bach en sus novelas, que Dios tenga en su santa gloria) porque una mijita amiga (o eso dice ella) me invitó a desayunar y a echarnos un tecito mañanero y fíjense que estoy muy muy mortificada porque mi amiga y yo somos fanáticas de las telenovelas, pero de las buenas mijas, de esos dramones que nos hacían secarnos de tanto llorar como las de nuestras divas mexicanas y Queenazas Verónica Castro con su Rosa Salvaje, Los Ricos También Lloran, Valentina y Pueblo Chico, Infierno Grande, así como su archienemiga y rival Lucía Méndez con su Diana Salazar, su Tres Veces Sofía, Colorina y María Elena que tantas lágrimas nos hicieron derramar y justamente de esas dos señoronas, su amiga la Chacha les hablará hoy.

¿Qué está pasando con nuestras divas emblemáticas de las novelas mexicanas? Aparte de la edad mijas porque cuando una llega a la vejez (yo todavía no sé que es eso, pero para allá voy) a una se le van las ganas de vivir y sobretodo las ilusiones, y parece ser que esto de la tercera edad está causando un tsunami peor que el de Indonesia en la vida de Verónica y Lucía, mis reinas adoradas, porque mientras mi Verónica Castro está en depresión, Lucía Méndez está poseída y aquí les voy a explicar por qué.

Hace unos días, una comadrita me dijo que Verónica Castro se había cansado de que Yolanda Andrade estuviera hablando de una supuesta boda con ella que pasó hace como 10 años mijas, porque ya sabemos que a la Andrade le encantan las mujercitas (muy su gusto de la mijita, pero se atrevió a querer sacar del clóset a nuestra Diva) y ahí fue cuando mi Verito saltó y no pensó las consecuencias de romper el silencio y ‘meterse’ con Yolanda porque a partir de que nuestra Rosa Salvaje habló, pues ya la Andrade no se calló y la exhibió y trapeó el piso con ella, y el piso en seco mijas, de esas veces que la Castro quedó hasta toda raspada por la revolcada que le dio Yolanda en los medios porque le sacó todos sus trapitos al sol… Más miedo que Rubí y Teresa me dio a mí la Yolanda Andrade… Total que mi Veronica Castro se cansó y se retiró del medio artístico, pero jamás pensó lo que estaba por ocurrirle…

Estoy aquí sentada en el café con lágrimas en los ojos mijas, su amiga la CHACHA está triste porque parece ser que mi Verónica Castro está en depresión y es que además de aguantar las infamias y escupideras de su ex (amiga o novia o lo que sea) Yolanda Andrade, pues en diciembre no cantó la de Mariah (All I Want For Christmas Is You), y se dedicó a llorar en el hospital porque resulta que su mamita está enferma y duró muchas semanas internada y eso me la tiene muy mal…  Pero ahí no acaba la cosa mijas, déjenme pido un pancito para contarles qué más pasó…

 

View this post on Instagram

#Veronicacastroluciamendez#oaxaca#luciamendezveronicacastro#mexico

A post shared by melissa (@kunnislikus) on

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+