Esposa de Kobe Bryant da a conocer la drástica decisión de la escuela de su hija Gianna (FOTO)

Autoridades de la escuela donde estudiaba Gianna, la hiija de Kobe Bryant, le rindieron un homenaje y retiraron el número que ella usaba

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Autoridades de la escuela donde estudiaba Gianna, le rinden homenaje
  • Retiran el número 2 del equipo de basquetbol como una forma de respeto
  • La camisa de la hija de Kobe Bryan permanecerá en el gimnasio como inspiración

Autoridades de la escuela donde estudiaba Gianna, la hija de Kobe Bryant, rindieron un sentido homenaje a la fallecida y para ellos decidieron retirar el número 2 del equipo de basquetbol Harbor Day School, al momento que la recordaron como la deportista que fue el “alma y corazón” de sus compañeras, de acuerdo a información proporcionada por El Universal.

La publicación la dio a conocer Vanessa, la viuda de Kobe Bryant, a través de las redes sociales, en donde dejó un conmovedor mensaje sobre la ceremonia, que de manera textual dice sobre Gianna: “Mi Gigi, te quiero, te extraño. Nos has enseñado a todos que ningún acto de bondad es demasiado pequeño. Mami está tranquila y siempre estará tan orgullosa de ti mamacita”.

Este mensaje lo colgó la esposa de la estrella de la NBA, Kobe Bryant, tras la ceremonia que se realizó en las instalaciones de la escuela donde estudiaba Gianna. En la imagen se ve una playera del equipo de basquetbol, enmarcada con el número dos en la espalda, el mismo que usaba la hija de Vanessa Bryant.

https://www.instagram.com/p/B8NVpT6ATBO/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

La información del suceso ya fue replicada por varios medios de comunicación en sus respectivos portales de internet como El Universal, y en él se dan detalles del homenaje a Gianna, la hija de Kobe Bryant. Además en la cuenta personal de Instagram de @vanessabryant se puede ver la foto de la playera que de acuerdo a El Universal, permanecerá en el gimnasio como una manera de inspiración para los alumnos.

Por otro lado, algo parecido sucedió en Europa, cuando el primer equipo italiano para el que jugó el padre de Kobe Bryant retiró el número que el hijo utilizó durante su brillante carrera con los Lakers de Los Ángeles, durante una ceremonia previa al partido del pasado miércoles.

“Tú comenzaste a jugar aquí y, como adulto, nos hiciste soñar. Nuestros colores están contigo en el cielo”, indicaba en italiano una gran manta desplegada por aficionados del NPC Rieti, antes del encuentro ante el Scafati, en la segunda división italiana.

Luego, un gigantesco jersey dorado, con el número 24 que usó Bryant, fue izado al techo de la arena PalaSojourner. En los altavoces del inmueble resonó una grabación en que Bryant era presentado antes de un partido durante su carrera en la NBA.

Rieti fue el equipo en el que Joe Bryant, padre de Kobe, debutó dentro del baloncesto de Italia en 1984. En aquel entonces, Kobe tenía 6 años.

Joe Bryant jugó para otros tres clubes en Italia, mientras que Kobe creció en el país hasta que se mudó al estado de Pensilvania para estudiar la secundaria.

Kobe Bryant falleció el mes pasado, junto con su hija Gianna de 13 años y otras siete personas que viajaban en un helicóptero que cayó en la localidad californiana de Calabasas. El exastro de los Lakers tenía 41 años.

Antes de la ceremonia, los equipos calentaron vistiendo camisetas doradas y púrpuras, co los números 8 y 24 que utilizó Bryant en su carrera. En los dorsales de las camisetas aparecía lo mismo el nombre de Bryant que el apodo “Gigi”, como se conocía a Gianna.

Luego, los aficionados levantaron cartulinas doradas y púrpuras con los números 8 y 24.

En el techo de la arena, el jersey de Bryant se colocó junto al que lleva el número 18, empleado por Willie Sojourner, un destacado jugador estadounidense de Rieti, quien pereció por un accidente automovilístico en esta localidad en 2005. Tenía 57 años.

Gianna tenía su camino trazado. Su papá, Kobe Bryant, la llamaba Mambacita. Él era Mamba, por supuesto, y ella iba a ser su versión femenina en el baloncesto. Iba a jugar en la Universidad de Connecticut y de ahí a la WNBA. Era el plan.

Con los años, el mundo la vio crecer de una bebé en brazos de su padre a una niñita tratando de sostener su trofeo de Jugador Más Valioso de la final de la NBA, a su acompañante en partidos de la WNBA, baloncesto universitario y la NBA en todo el país, escuchando a su padre explicar jugadas y observando cada detalle en la cancha, como siempre hizo.

“Gigi realmente se estaba convirtiendo en una jugadora especial”, dijo Russ Davis, entrenador de baloncesto femenino en la Universidad Vanguard, en California, y se hizo amigo cercano de Bryant en años recientes. “Es difícil predecir su futuro, pero la forma en que estaba mejorando y la forma en que entendía el deporte, el de ella iba a ser brillante”.

Gigi tenía 13 años. Era una de nueve personas, incluyendo su padre, en el helicóptero que se estrelló el domingo por la mañana en una colina en Calabasas, California, cuando el grupo se dirigía a un torneo de baloncesto en el que ella iba a jugar. El helicóptero estalló en llamas. Los nueve ocupantes _ incluyendo dos compañeras de Gianna _ murieron, dijeron las autoridades.

Kobe y Vanessa Bryant tenían cuatro hijas. Gianna era la baloncestista. Ella iba a representar el apellido Bryant en el baloncesto. Pocas cosas hicieron tan feliz a Kobe Bryant como eso.

“Yo trato de ver todo el video que puedo”, dijo Gigi en una entrevista con la televisora KLAS, de Las Vegas, en 2019, cuando ella asistió con su padre al primer partido de las Aces de Las Vegas en la WNBA. “Más información, más inspiración”.

Sonaba como su padre.

Todos esos estudios estaban dando resultados. Como lo hacían sesiones de ejercicios seis o siete veces a la semana que Bryant organizaba para Gigi y sus compañeras en el equipo que él dirigía. Bryant tenía a muchachas preadolescentes usando el triángulo ofensivo, con el que él tuvo tanto éxito en su carrera como jugador. Hombres adultos, profesionales, pasan trabajos para entender el triángulo. Bryant tenía a niñas descifrándolo.

“Él nunca gritaba ni nada así”, dijo Davis. “Ellas simplemente le escuchaban”.

En enero, Bryant colocó en medios sociales un breve video de Gigi en un partido. La secuencia: driblar, pase a la esquina, control, espera por la devolución del balón, amague con los pies, disparo al aro.

El disparo imparable de su padre. Por supuesto, ella anotó.

“Gigi mejorando día a día”, escribió su papá.

Bryant y Gianna fueron a un partido de UConn contra Houston en marzo del año pasado. Bryant llevaba una camiseta de UConn — el igual que Gigi — y dijo en una entrevista con SNY que estaba extasiado de que una de sus hijas quisiese seguir sus pasos.

“Es excelente”, dijo Bryant. “Ella empezó jugando fútbol, un deporte que me encanta. Pero se me acercó hace un año y medio y me dijo: ‘¿Puedes enseñarme baloncesto?’. Le dije ‘Seguro’. Comenzamos a entrenar un poco y de pronto se volvió su gran pasión. Es maravilloso”.

Con información de El Universal y AP

Continua artículo relacionado