Kamala Harris: ‘En mis primeros días firmaré una reforma migratoria integral’

Elie Dib
Actualizado en

  • Kamala Harris: ‘En mis primeros días firmaré una reforma migratoria integral’
  • Sobre las políticas migratorias de Trump, la senadora dijo que “se trata de un abuso de los derechos humanos cometido por el gobierno de los Estados Unidos”
  • Desigualdad racial, Medicare y juicio político, los temas más populares de la noche

La senadora por California Kamala Harris fue la única candidata que habló sobre migración en el debate del miércoles entre los demócratas, un tema que no fue popular  pero que, sin duda, se encuentra entre las prioridades de la mayoría de los aspirantes a la Presidencia de ese partido.

“Creo que la justicia para los inmigrantes está en la boleta. Mi madre llegó a Estados Unidos a la edad de 19 años, sola, y una generación después yo estoy aquí como una candidata seria para la presidencia de Estados Unidos. Y en la historia de Trump, mi historia no sería posible”, declaró Harris a MundoHispánico al culminar el evento que tuvo lugar en Atlanta.

La senadora añadió: “Trump llegó a la Casa Blanca denigrando a los inmigrantes. Ha mantenido su política de enjaular y separar a los niños de sus padres en nombre de la seguridad fronteriza. Cuando, de hecho, se trata de un abuso de los derechos humanos cometido por el gobierno de Estados Unidos”.

Aprobar una reforma migratoria integral con un camino hacia la ciudadanía es una de las principales razones por las cuales Harris compite por lograr la nominación del Partido Demócrata. “En mis primeros días como presidente, también, por orden ejecutiva, renovaré la protección de DACA , no solo para nuestros ‘soñadores’, pero para sus familias y sus padres. Y el primer día, voy a cerrar esos centros privados de detención de inmigrantes”, agregó la aspirante.

Minutos antes, la atención la tenía la desigualdad racial, medicare y la capacidad de los participantes para construir una coalición ganadora para enfrentar al presidente Donald Trump el próximo año.

Sin embargo, a 75 días de las primeras elecciones primarias del Partido Demócrata, según algunos expertos, aún no hay un aspirante favorito.

Los senadores Elizabeth Warren de Massachusetts y Bernie Sanders de Vermont, las voces más progresistas de los demócratas, defendieron firmemente el “Medicare para todos”, lo que eliminaría la cobertura de seguro privado a favor de un sistema administrado por el gobierno.

La senadora Amy Klobuchar argumentó que tiene más experiencia en la promulgación de leyes. Incluso, en las redes sociales su referencia a Nancy Pelosi se hizo popular: “Si crees que una mujer no puede vencer a Donald Trump, Nancy Pelosi lo hace todos los días”.

Fue objeto de carcajadas entre los asistentes la respuesta del empresario Andrew Yang sobre qué diría al presidente ruso Vladimir Putin si tuviera la oportunidad y bromeó sobre la relación cordial de ese líder con Trump: “Disculpa por derrotar a tu hombre”.

El quinto debate demócrata se desarrolló en Atlanta, una ciudad que desempeñó un papel central en el movimiento por los derechos civiles, y se mostró la diversidad del partido, incluidos dos candidatos afroamericanos.

Los principales interrogantes de cara al debate:

¿QUIÉN ES EL FAVORITO?

Consultas en los primeros estados donde habrá votaciones han complicado el panorama. Joe Biden sigue encabezando las encuestas, pero también aparecen primeros en algunas Elizabeth Warren, Pete Buttigieg y Bernie Sanders. Habrá que ver quién ocupa el centro del escenario, un lugar reservado habitualmente para el favorito de las encuestas. Warren ha sido hostigada durante semanas a la luz de sus avances en las consultas. ¿Seguirá en la mira, o la creciente figura de Buttigieg acaparará las críticas? O tal vez Biden siga siendo el más cuestionado ahora que su candidatura parece debilitarse.

¿QUE PESO TENDRÁ OBAMA?

El expresidente Barack Obama, el demócrata más popular del país, irrumpió en el proceso advirtiendo a los candidatos que no se corran demasiado hacia la izquierda. Sus comentarios parecen una crítica velada a Warren y Sanders y podrían dar impulso a moderados como Buttigieg, Biden o Amy Klobuchar. Al mismo tiempo, los comentarios de Obama son un recordatorio de la importancia del voto de la comunidad afroamericana en las primarias demócratas. Es bien sabido que solo Biden tiene arrastre entre la gente de color por ahora. La raza y Obama podrían ser fundamentales en esta contienda.

EL JUICIO POLÍTICO

Todos están a favor de un juicio político a Trump y cinco de los diez participantes en el debate son senadores que decidirán la suerte del presidente en la cámara alta si la Cámara de Representantes decide que hay que llevarlo a juicio, como se espera. Es un tema complicado. Algunos senadores temen que un juicio conspire contra sus posibilidades de captar votos el año que viene. A otros les alarma la posibilidad de que el impeachment perjudique a candidatos vulnerables en las elecciones.

¿DESPOTRICARÁN CONTRA LOS RICOS?

Nunca hubo tantas críticas a los ricos en una primaria presidencial. Habrá un magnate en el escenario y es posible que pronto se sume otro, y no extrañaría que sigan siendo acosados. Tom Steyer ha pasado mayormente inadvertido, pero Michael Bloomberg está haciendo muchas olas aun cuando todavía no ha declarado formalmente su candidatura. Steyer estará en el escenario y es previsible que se hable mucho de Bloomberg, de los ricos y del papel del dinero en la política.

Search

+