Justin Gonzales fue condenado a 20 años de cárcel por abuso sexual de una niña

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
FOTO Oficina del Alguacil del Condado de Bexar
  • Justin Anthony Gonzales fue condenado a 20 años de cárcel por el abuso sexual de una niña de diez años
  • Un juez ordenó que Gonzales, de 29 años, cumpla toda su condena sin derecho a salir por buena conducta
  • La niña le reveló a su maestra de primaria que Gonzales se metía en su cuarto a media noche para tocarla

Justin Anthony Gonzales fue condenado a 20 años de cárcel en el estado de Texas, por ser culpable del abuso sexual de una niña de tan solo diez años de edad en la ciudad de San Antonio, en un hecho que ha indignado por demás a la comunidad hispana.

El hispano Justin Gonzales, de 29 años de edad, fue condenado por un juez en el Condado de Bexar, en San Antonio, a purgar su condena sin derecho a recibir una liberación anticipada por buena conducta, por lo que deberá cumplir todos los días de su sentencia.

Justin Anthony Gonzales fue condenado a 20 años de cárcel de Texas por ser culpable del abuso sexual de una niña de 10 años en San Antonio.El peor ‘secreto’

Los incidentes por los cuales el hispano Justin Anthony Gonzales fue condenado ocurrieron en enero y febrero del 2019 en Texas, cuando la niña de diez años le reveló a su maestra de la escuela primaria que una persona de su entorno cercano abusaba sexualmente de ella.

Dados los escalofriantes acontecimientos, el nombre de la niña, así como el nombre de su escuela primaria y la relación que Justin Gonzales tenía con ella o su familia no serán revelados en esta historia, todo en un afán de proteger su identidad, la de su familia y la de sus amigos.

Primero citaron a la mamá de la niña
Justin Anthony Gonzales
FOTO Distric Attorney Joe D. Gonzales

Cuando la niña le contó todo a la maestra de su escuela, ésta decidió primero reportarlo a las autoridades del Distrito Escolar Independiente de San Antonio (SAISD, por sus siglas en inglés), quienes citaron a la madre de la menor para enterarla de la terrible situación.

Entonces, bajo el consentimiento de la mamá de la niña, el abuso se reportó al Departamento de Policía de San Antonio (SAPD, por sus siglas en inglés), quienes abrieron la investigación del caso y entonces comenzaron a ventilarse los escabrosos detalles del crimen.

Una horrible ‘pesadilla’
FOTO Ksat.com

 

La niña les dijo a las autoridades que en las noches, cuando ella ya se había dormido, Gonzales se metía en su recamara para acostarse junto a ella y entonces comenzaba a tocarla. Sin embargo, de los tocamientos la situación escaló al abuso sexual y fue cuando la pequeña decidió contárselo todo a su maestra. La niña no detalló por qué no se lo contó a su madre.

Los trabajadores sociales de los Servicios de Protección al Menor (CPS, por sus siglas en inglés) también fueron informados del caso. Después de entrevistar a la niña y a su madre, el SAPD y el CPS decidieron que Justin Anthony Gonzales era una persona muy peligrosa para la menor y le solicitaron a un juez que emitiera una orden de restricción, para que no se acercara a ellas.

En busca de una prueba contundente

Justin Anthony Gonzales
FOTO Ksat.com

Los agentes de la División de Delitos Sexuales del SAPD tenían las entrevistas con la niña y el testimonio de la madre, además de los peritajes de los médicos forenses que certificaban el abuso. Sin embargo, los agentes necesitaban una prueba contundente que vinculara a Gonzales directamente con los abusos de la niña para poder acusarlo formalmente.

Entonces la madre de la menor les dijo que la ropa interior que la pequeña había usado en la noche del último abuso, ella no la había lavado desde que habría ocurrido el atroz suceso y ahí podría estar la clave para poder vincular a Justin Anthony Gonzales con el crimen.

La prueba que estaban buscando

FOTO Facebook

Gracias a eso, los agentes del SAPD pudieron tomar una muestra de ácido desoxirribonucleico (mejor conocido ADN) que no era compatible con el de la niña, ni el de su madre. Los agentes también le pidieron a la madre que les diera todas las sábanas, cobijas y fundas de las almohadas y en las cuales también encontraron muestras de un ADN que no pertenecía a la menor, todo sucedió en cuestión de horas.

Con las muestras del ADN que los peritos forenses les dieron a los detectives de la División de Delitos Sexuales del SAPD pudieron pedirle al juez que llevaba el caso que emitiera una orden para que Justin Anthony Gonzales diera una muestra. La muestra del ADN que Gonzales tuvo que entregar a los agentes del SAPD, con una orden del juez, resultó compatible con la que encontraron en la ropa interior de la niña, sus sábanas y cobijas.

Pese a todo, Justin Anthony Gonzales salió bajo fianza

Justin Anthony Gonzales fue condenado a 20 años de cárcel de Texas por ser culpable del abuso sexual de una niña de 10 años en San Antonio.

Con base a todas las pruebas, los agentes del SAPD acusaron a Justin Gonzales del cargo grave de asalto sexual a una menor de edad y fue llevado a la cárcel del Condado de Bexar para que enfrentara su proceso penal. El juez le permitió a Justin Anthony Gonzales salir bajo fianza en junio de 2019, para que enfrentara su proceso en libertad.

Sin embargo, Gonzales no estuvo mucho tiempo en la calle ya que violó las condiciones de su libertad bajo fianza al intentar acercarse a la madre de la niña para hablar con ella y la mujer lo reportó al SAPD y para fortuna de la madre y su víctima, las autoridades lo volvieron a detener.

¿Una larga condena para Justin Anthony Gonzales?

Justin Anthony Gonzales
FOTO Ksat.com

Justin Anthony Gonzales, al momento de escribir esta historia, continúa detenido en la cárcel del Condado de Bexar a la espera de ser trasladado a la prisión del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés), en la que vivirá los próximos 20 años de su vida.

Debido a la pandemia de coronavirus, Justin Anthony Gonzales fue sentenciado durante una audiencia virtual realizada a través de Zoom, según reportó la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Bexar, durante la cual se declaró culpable de agresión sexual agravada a un niño el mes pasado.

 

 

Regresar al Inicio