Inicia juicio en California por pregunta sobre ciudadanía en el Censo


Este lunes comenzará en la corte federal de San Francisco el juicio sobre la decisión de la administración del presidente Donald Trump de agregar una pregunta de ciudadanía al censo de los Estados Unidos programado para el 2020.

El juez Richard Seeborg tiene previsto escuchar durante una semana los testimonios de expertos y otros testigos. El juez decidirá si permitirá que se incluya  la pregunta.

Seeborg preside las demandas de California y numerosas ciudades del estado que sostienen que la cuestión de la ciudadanía tiene motivaciones políticas y desalentaría a los inmigrantes y latinos a participar en el Censo.

TE PUEDE INTERESAR: Demócratas elevarán presión a Trump por cierre del gobierno

Los demandantes dicen que eso daría lugar a un recuento insuficiente que pondría en peligro su financiamiento federal y la representación del estado en el Congreso. Los datos del Censo se utilizan para determinar la distribución de escaños del Congreso a los estados y miles de millones de dólares en fondos federales.

Las demandas quieren que Seeborg mantenga la pregunta sobre la ciudadanía fuera del Censo.

El Departamento de Justicia argumenta que los funcionarios del Censo toman medidas para protegerse contra un recuento incompleto, lo que incluye realizar visitas de seguimiento en persona, por lo que los números finales serán exactos. Los hogares que omitan la consulta de ciudadanía pero que de otra manera llenan una parte sustancial del cuestionario aún serán contados, dijeron los abogados del Departamento en documentos judiciales.

Seeborg es el segundo juez federal que lleva a cabo un juicio sobre el tema. Se espera pronto un fallo en un juicio en Nueva York que terminó en noviembre.

MIRA TAMBIÉN: Homicidio presuntamente cometido por inmigrante indocumentado fortalece críticas a ley ‘santuario’

El Departamento de Comercio anunció la adición de una pregunta de ciudadanía en marzo, diciendo que el Departamento de Justicia lo había solicitado y que mejoraría la aplicación de una ley de 1965 destinada a proteger los derechos de voto de las minorías.

La medida provocó una protesta por parte de los demócratas, quienes dijeron que impactaría desproporcionadamente a los estados que favorecen a su partido.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+