A un día de su juicio político, Donald Trump estaría feliz de no tener redes sociales

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Video: Mundo Hispánico / Foto: Shutterstock
  • Donald Trump estaría feliz de no tener redes sociales (Twitter y Facebook), al igual que Melania
  • Exasesor revela esta información a un día de que comience juicio político, contra expresidente
  • El exmandatario de Estados Unidos es acusado de incitar a seguidores a protestas

A un día de que comience su juicio político, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump estaría feliz de no tener redes sociales como Twitter y Facebook, al igual que Melania, de acuerdo a información proporcionada por quien fuera uno de sus asistentes, según New York Post.

Como se recordará, el exmandatario se enfrenta esta semana a su segundo juicio político, acusado de incitar a una insurrección, con una estrategia de defensa basada en la libertad de expresión y la inconstitucionalidad del proceso, pero insistiendo en el fraude electoral que no ha podido demostrar.

Sin embargo, él y su esposa Melania Trump estarían más contentos de lo normal por el tema de las redes sociales (Twitter y Facebook) y así lo ha dejado ver su antiguo asesor político de campaña.

Imagen tomada de Twitter @nypost

Y es que tras el asalto al Capitolio, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump fue castigado de Twitter y de Facebook, por lo que al parecer, esto le ha gustado e incluso a Melania, su esposa.

Jason Miller tuvo una entrevista con el Sunday Times del Reino Unido y ante ese medio explicó el sentir de Donald Trump por las redes sociales: “El presidente ha dicho que se siente más feliz ahora de lo que ha estado en algún tiempo”.

Entonces reafirmó: “Ha dicho que no estar en las redes sociales, y no estar sujeto a la cámara de eco odioso que las redes sociales se convierten con demasiada frecuencia, ha sido realmente bueno”.

Pero compartió que: “Eso es algo que la Primera Dama (Melania) también ha respaldado. Ella ha dicho que le encanta, que él es mucho más feliz y se está divirtiendo mucho más”.

Dijo que es: “La primera vez en años que vi al presidente realmente relajado. Sólo otras 45 personas en la historia de los Estados Unidos han experimentado lo que es tener el mundo sobre sus hombros… y poder exhalar, sabiendo que no todo depende de ti, por primera vez en cuatro años”.

Y se despidió así: “Fue divertido tener un asiento en primera fila para eso. Las emociones corrieron toda la gama. Algunas personas estaban muy tristes este día, pero había una sensación de orgullo de que este fue el primer mandato más exitoso en la historia presidencial de Estados Unidos”.

Sobre el juicio político de Donald Trump, que ahora está feliz de no estar en las redes sociales, se ha dicho que en un principio su equipo de defensa iba a estar encabezado por Butch Bowers y Deborah Barbier, pero Jason Miller, uno de los asesores políticos de Trump, anunció a finales de enero que ambos abandonaban el equipo legal del exmandatario.

El motivo, según fuentes citadas por la cadena CNN, fue la insistencia de Trump de basar parte de su defensa en las denuncias de fraude, un territorio pantanoso con una fina línea roja en la que se corre el riesgo de caer fácilmente en el perjurio.

Finalmente, Bruce Castor y David Schoen, dos juristas acostumbrados a los casos mediáticos, han asumido liderar su defensa sin renunciar a las alusiones al fraude, aunque de momento con muchas precauciones.

En esas precauciones se puede inscribir también la negativa del propio Trump a declarar bajo juramento antes o durante el juicio político, algo que le había requerido formalmente el legislador demócrata Jamie Raskin, jefe de los “fiscales” del proceso.

Imagen tomada de Twitter @noticel

Archivado como: Donald Trump redes sociales

Castor, como fiscal de distrito del condado de Montgomery, llevó el caso del asesino en serie John Eichinger, que fue condenado a tres penas de muerte, y en 2005 se negó a procesar al actor Bill Cosby, acusado de drogar y propasarse con una mujer. Trece años después, Cosby fue procesado y condenado por ese mismo caso.

Por su parte, Schoen estuvo en el equipo de la apelación de Roger Stone, el extravagante estratega republicano, amigo y exasesor de Trump, condenado por mentir y manipulación de testigos en la llamada trama rusa, pero cuya pena fue conmutada por el exgobernante.

Schoen también estaba por encargarse de la defensa de otra figura mucho más controvertida, el multimillonario Jeffrey Epstein, acusado de crear una red para abusar de menores, pero no llegó a hacerlo al suicidarse el magnate en prisión cuando esperaba juicio.

Archivado como: Donald Trump redes sociales

Con información de EFE

Regresar al Inicio