Juez bloquea restricciones al asilo de Trump y otro da esperanza a indocumentados con ‘parole’

Video: Mundo Hispánico / Foto: Shutterstock
  • Juez bloquea las radicales restricciones al asilo de Donald Trump
  • Otro juez abre la puerta para regularizar a indocumentados con “parole” en Estados Unidos
  • Miles de indocumentados lograron una “libertad bajo palabra”

Un juez bloquea las radicales restricciones al asilo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mientras otro en Miami da esperanza para regularizar a los inmigrantes indocumentados con “parole”, de acuerdo a información de las agencias de noticias AP y EFE.

La autoridad bloqueó las medidas más estrictas al asilo impuestas por el gobierno de Donald Trump, a solo unos días para que Joe Biden jure como presidente.

A su vez, se dio a conocer que la reciente decisión de un juez de inmigración de Miami daría oportunidad a que indocumentados logren la residencia legal.

Imagen tomada de Twitter @AP_Noticias

Son miles de indocumentados que lograron una “libertad bajo palabra”, después de ingresar al país de forma irregular, así como a los cubanos que vieron cancelada la política de “pies mojados/pies secos”.

Las medidas del juez sobre el asilo debían entrar en vigor el lunes. La orden de la corte es limitada, pero de efecto inmediato porque el gobierno de Donald Trump ha suspendido el asilo en la frontera con México justificándose en la crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, la aplicación de las nuevas normas habría afectado a algunas personas que todavía pueden pedir asilo y habría más problemas para los solicitantes tras liberarse las restricciones ligadas con la pandemia.

El gobierno de Donald Trump alegó que las medidas eran una respuesta adecuada a un sistema plagado de abusos y rebasado por solicitudes de asilo de indocumentados en Estados Unidos carentes de mérito.

Las restricciones tenían como propósito redefinir la forma en que se puede acceder al asilo y a formas similares de protección humanitaria si se enfrenta persecución en el país de origen. Las normas habrían ampliado los motivos por los que un juez podría considerar “frívolas” las solicitudes de asilo y prohibir a los solicitantes acceder alguna vez a la protección de Estados Unidos.

El juez federal James Donato, en San Francisco, afirmó que el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, carece de autoridad para imponer esas normas, dando la razón a los grupos activistas que presentaron una demanda.

Sobre la resolución del juez de Miami, abogados de inmigración consultados por Efe, el escrito del pasado 4 de enero del magistrado Timothy Cole ofrece una vía para la regularización de miles de indocumentados que, tras ser aprehendidos por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), salieron de un centro de detención con una “salida bajo palabra”, que es un documento provisional.

Lo anterior aplica por ende para todos aquellos que afrontan la amenaza de un proceso de deportación pero fueron liberados y lograron entrar a Estados Unidos sin tener que pagar una fianza, como explicó a Efe la abogada de inmigración Claudia Cañizares.

Aunque el alcance nacional de la decisión del juez está sujeta aún a lo que diga la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, por su sigla en inglés), Cañizares sugiere que los que puedan estar sujetos a la aplicación de esta decisión inicien desde ya su aplicación a la residencia permanente, o “green card”.

Archivado como: Donald Trump asilo indocumentados

Imagen tomada de Twitter @

La decisión del magistrado es en respuesta al pedido de un grupo de inmigrantes cubanos, casados con ciudadanos y ciudadanas estadounidenses, que pedían la residencia permanente pero que tenían el problema de una entrada ilegal al país.

A partir de 2017, el Gobierno dejó sin efecto la política de “pies mojados/pies secos”, mediante la cual los cubanos que tocaban territorio estadounidense al año y un día de permanecer en el país eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y podían quedarse, incluso obtener residencia permanente.

A su llegada a Estados Unidos, los cubanos eran puestos en libertad desde un puerto de entrada migratorio por medio del formulario I-94, conocido como “parole card”, todo lo cual dejó de tener vigor a partir de enero de 2017.

Archivado como: Donald Trump asilo indocumentados