Tras demanda, juez en California analizará política federal de asilo para migrantes

Para los miles de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia el estado de Nayarit, en la costa del Pacífico de México, la perspectiva de encontrarse con una recepción hostil en la frontera no es nada nuevo.

Después de un mes en de marcha a través de tres países, los migrantes como Maribel, de 22 años, de La Ceiba, Honduras, están acostumbrados a las dificultades.

Maribel, que no quiso revelar su apellido por temor a represalias en Honduras, empujaba el cochecito con su hija de un año mientras su marido llevaba en otro a su hijo de tres por una carretera desde Guadalajara a Nayarit.

“Estamos bien advertidos sobre todo lo que (el presidente de los Estados Unidos, Donald) Trump habla”, dijo a The Associated Press sobre la militarización de la frontera y el cierre de carriles en Tijuana. “Que cierre lo que quiera cerrar, pero siempre vamos a pasar”.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+