Tras demanda, juez en California analizará política federal de asilo para migrantes

blank
blank


Un juez federal programó una audiencia para el lunes a fin de determinar si suspende o no el más reciente cambio a las políticas migratorias del gobierno del presidente Donald Trump para negar asilo a cualquiera que sea sorprendido cruzando ilegalmente la frontera.

Trump hizo el anuncio la semana pasada. La regulación va en contra de las leyes migratorias que afirman que cualquier persona que llegue a Estados Unidos puede solicitar asilo sin importar la manera en que llegó.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) impugnó el anuncio en California bajo el argumento de que las reglas eran ilegales. La demanda también solicita que el juez suspenda los cambios en lo que se realiza el proceso legal. Los cambios entraron en vigor el sábado y aplican a todo aquel que está en la frontera entre Estados Unidos y México.

TE PUEDE INTERESAR: Melania Trump exige la destitución de asesora de seguridad nacional Mira Ricardel (VIDEO)

La audiencia se llevará a cabo en San Francisco.

El gobierno afirma que cada año alrededor de 70,000 personas que cruzan ilegalmente la frontera, solicitan asilo.

EE.UU. refuerza frontera ante caravana

El gobierno de Estados Unidos dijo el martes que trabaja para “reforzar” el cruce de la frontera en Tijuana para prepararse para la llegada de una caravana de miles de migrantes centroamericanos que se abre paso a través del oeste de México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció que cerrará cuatro carriles en los concurridos puertos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa en San Diego, California. Agregó que los cierres son necesarios para instalar equipos de infraestructura para reforzar los “puertos en preparación para la caravana de migrantes y el riesgo potencial de seguridad y protección que podría causar”.

MIRA TAMBIÉN: Tras impasse con Melania Trump, John Kelly podría ser el próximo en salir de la Casa Blanca

Hacia la noche, cientos de migrantes se quedaron varados en la caseta de El Arenal (Jalisco) y se preparaban para dormir ahí instalando sus colchonetas o las pequeñas carpas que algunos llevaban ante la imposibilidad de que nadie les llevara hasta los límites con el estado de Nayarit, a 80 km. “Estamos pidiendo ayuda porque dicen que es peligroso, que nos manden unos buses”, clamaba la joven hondureña Alejandra Grisel Rodriguez vía telefónica con AP. “Tengo miedo… pero siempre hemos sido de los que hemos llegado a la meta y aguantaremos”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank