Joven inmigrante es la primera ‘soñadora’ en ser admitida a renombrado programa (VIDEO)

  • Una joven inmigrante es la primera soñadora admitida a programa famoso.
  • Conoce la historia de la guatemalteca Katherine Narváez.
  • La primera beneficiaria de DACA en ser aceptada para una maestría en la universidad John Hopkins.

Desde un rinconcito en Doraville lleno de libros y afiches que invitan a la prevención de drogas, la joven inmigrante Katherine Narváez cuenta su historia. Menuda, y con la mirada de quien no tiene nada que esconder, la joven guatemalteca organiza sus pensamientos con rapidez. Devuelve las ideas casi sin respirar. Apenas tiene 24 años, pero su madurez es la de alguien que ostenta por lo menos unos 35.

En ese espacio donde apenas puede moverse por la cantidad de textos que hay -y que es la oficina desde la que sirve a su comunidad inmigrante en la organización Cpacs- Narváez cuenta los días para abrazar uno de sus sueños. Esta joven inmigrante hace unos meses se convirtió en la primera beneficiaria de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) en ser aceptada para una maestría en la universidad privada del calibre de la John Hopkins, la entidad número uno en investigación en todo Estados Unidos.

“Me aceptaron para el programa de maestría en Ciencias Públicas y me concedieron una beca para pagar la colegiatura. Cuando fui a la orientación me di cuenta de que era la única latina. Eso me dio tristeza y a la misma vez, alegría. Porque a veces es muy difícil encontrar con quién identificarte cuando estás estudiando a ese nivel”, contó la joven a MundoHispánico.

Este próximo mes de junio tendrá que viajar a Baltimore para emprender la nueva ruta. Y casi todo está listo, pero el camino para llegar hasta ahí, no ha sido fácil. Ensayos, exámenes, entrevistas… todo un reto que ha sumado más peso a su horario de trabajo de 40 horas semanales.

“Cuando yo hablaba a la universidad, les pedía por favor hablar con alguien que tuviera DACA para que me dijera cómo había sido su proceso de admisión y qué información tenía que llenar en ciertas aplicaciones. Ellos me decían: ´no hay, no tenemos a nadie. Nunca hemos tenido que pasar por esto, ni planificar para una persona que no tiene ciudadanía o residencia´”, narró la joven.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+