Último adiós a joven guatemalteco que murió mientras cortaba un árbol

Familiares, amigos y compañeros de trabajo dieron el último adiós al joven guatemalteco que murió mientras ejercía sus labores como podador de árboles el pasado sábado 2 de marzo.

El cuerpo del trabajador hispano, identificado como Javier Caal Caal, de 26 años de edad, fue velado en una funeraria ubicada en la ciudad de Chamblee en la que, entre lágrimas y profunda tristeza, sus seres queridos rindieron homenaje a su vida.

“Era una buena persona. Convivimos juntos. Estuvimos como tres años compartiendo. Siempre salíamos a jugar futbol, cocinábamos juntos comida de Guatemala. No puedo olvidar su amistad. Siempre era bien bromista, tranquilo…”, expresó su primo Carlos Caal.

“Vino aquí a trabajar y a buscar una mejor vida, y le pasó esto”, agregó.

Las palabras de Caal se replicaron por toda la sala de la funeraria, en donde primos y tíos recordaron la bondad del joven.

RECOMENDADA: “Ciclón bomba” se cobra una vida y obliga al cierre de carreteras en Colorado

“Qué mal que le haya pasado esto. Hizo todo bien. No tenía vicios. Trabajó y trabajó…”, repetía uno de sus compañeros de apartamento que prefirió no dar su nombre ante el desconsuelo.

Sus familiares desde Guatemala también hicieron lo posible para estar presentes durante el difícil momento, aunque fuera a través de videollamada.

“Era un joven entregado a Dios. Trabajador, siempre le gustaba trabajar en las alturas”, contó su prima Juanita Xi desde Guatemala, y quien lamentablemente se enteró a través de las noticias sobre la muerte del joven.

A Caal, el mayor de otros seis hermanos, le sobreviven sus padres, quienes se encuentran en Guatemala.

De acuerdo con otros familiares, el joven migró a Estados Unidos en 2011 para buscar una mejor vida.

“Es difícil para la familia saber que él murió de esa manera, de un rato a otro, y lo peor, no poder hacer nada”, añadió Xi.

ES TENDENCIA: 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+