El inmigrante Joseph Sánchez muere asesinado a balazos en una fiesta

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
FOTO: Especial para MundoHispánico
  • Joseph Sánchez, un inmigrante de Honduras, cayó asesinado en Nueva York en medio de una fiesta.
  • El joven estaba en una celebración por la independencia de su país cuando se desató un tiroteo.
  • Las autoridades saben que los tiradores escaparon en un auto Nissan Máxima con placas de Texas.

Joseph Sánchez, un inmigrante de Honduras, fue asesinado a balazos en Nueva York cuando celebraba la independencia de su país. La División de Homicidios del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) ya investiga el asesinato de Sánchez, que ocurrió en un parque público atestado de inmigrantes hondureños.

El joven Joseph Sánchez, de 22 años, vivía en Nueva Orleans, Louisiana y viajó hasta el vecindario del Bronx, en Nueva York, para visitar a su familia que vive allá y celebrar juntos la fiesta por la independencia de Honduras. Hasta el momento de escribir esta historia, las autoridades no han detenido al presunto responsable del homicidio.

Joseph Sánchez muere asesinado a balazos en medio de una fiesta

Joseph Sánchez muere asesinado a balazos en medio de una fiesta
Joseph Sánchez, un inmigrante de Honduras de 22 años, fue a visitar a su hermano a Nueva York y cayó asesinado a balazos en medio de una celebración en un parque. (FOTO: Especial para MundoHispánico)

De acuerdo con el reporte del crimen, consultado por MundoHispánico, el joven Joseph Sánchez viajó desde Louisiana hasta Nueva York para visitar a su hermano Daniel Espinoza. Sánchez, su hermano y otros amigos decidieron ir el sábado 18 de septiembre del 2021 a celebrar la independencia de Honduras en la fiesta del parque.

La cita para el sarao de la comunidad hondureña en Nueva York estaba programada en el Claremont Park, que está ubicado en la esquina de las calles Clay Avenue y East 170th Street, a unas cuadras de la carretera I-95 y en la parte norte del área metropolitana de la llamada Gran Manzana.

La fiesta que terminó en una gran tragedia

La fiesta que terminó en una gran tragedia
FOTO: Especial para MundoHispánico

Joseph Sánchez y la gran comunidad hondureña que se congregó en el Claremont Park celebraba de manera normal su fiesta de independencia con música, comida y baile, cuando alrededor de las 11:00 de la noche una pelea entre varias personas surgió en el corazón de la celebración que convocó a cientos de personas.

De repente alguno o algunos de los rijosos sacaron armas y comenzaron a armar un tiroteo, pese a que en el parque también había niños acompañando a sus padres. El ruido de los disparos alejó corriendo a la multitud en todas direcciones, para escapar del parque para ponerse a salvo.

“Escuché los disparos y vi gente corriendo”

"Escuché los disparos y vi gente corriendo"
FOTO: Tomada de Facebook

Daniel Espinoza declaró a los agentes de la División de Homicidios del NYPD que en la carrera para escapar de los balazos, perdió de vista a su hermano Joseph Sánchez, quien también intentaba salir entre la estampida. Cuando los balazos cesaron, Espinoza volvió al parque para buscar a su hermano. Sin embargo, ya era demasiado tarde.

“Escuché los disparos y vi gente corriendo… nosotros también empezamos a correr también. Estaban disparando como locos, todo el mundo estaba tratando de salvar su vida”, rememoró Daniel Espinoza, en entrevista a los medios de comunicación en Nueva York, de cómo comenzó el tiroteo.

Cuatro heridos quedaron tendidos en el parque

Cuatro heridos quedaron tendidos en el parque
FOTO: Tomada de Facebook

Entre los miembros de la comunidad de Honduras congregada en el parque alguien llamó al número de emergencias del NYPD para reportar el tiroteo y pedir ayuda, pues en el pasto del Claremont Park había por lo menos cuatro personas heridas. Daniel Espinoza descubrió entre esos heridos por las balas a su hermano Joseph Sánchez tendido en el parque.

De manera paradójica el joven Daniel Espinoza, de acuerdo a una entrevista que ofreció al diario The New York Post, desde que llegó a vivir a la Gran Manzana había tratado de evitar las grandes aglomeraciones porque “siempre hay gente queriendo tener problemas con otra gente”, dijo el atribulado hermano de Joseph Sánchez.

Un niño de 11 años estaba estaba entre las víctimas

Un niño de once años estaba estaba entre las víctimas
FOTO: Tomada de Facebook

En la escena del tiroteo en el Claremont Park, los primeros patrulleros del NYPD que llegaron al lugar contaron a cuatro víctimas. Joseph Sánchez era el más grave de los heridos. También una mujer adulta, otro hombre y un niño de 11 años fueron los heridos en el tiroteo entre la comunidad de Honduras.

Paramédicos del Departamento de Bomberos de Nueva York (NYFD, por sus siglas en inglés) llevaron a los heridos a diversos hospitales de la ciudad, en donde hasta el momento de escribir esta historia siguen recuperándose de sus heridas. Sin embargo, Joseph Sánchez falleció en el BronxCare Hospital Center al poco de llegar a la sala de urgencias.

Joseph Sánchez: “Voy a extrañar mucho a mi hermano”

"Voy a extrañar mucho a mi hermano"
FOTO: Tomada de Facebook

Cuando se confirmó el deceso del joven inmigrante Joseph Sánchez, los patrulleros del NYPD pidieron la presencia de sus compañeros de la División de Homicidios de la corporación para hacer las primeras pesquisas. El amplia área del tiroteo y lo caótico de la escena, provocaron que los agentes siguieran investigando en el lugar hasta el domingo en la mañana.

Joseph Sánchez y su hermano Daniel Espinoza no tienen a sus padres en Estados Unidos, ya que se quedaron en Honduras. “Cuando alguien mata a tu hijo lo siente, ellos se van a sentir muy mal. Voy a extrañar mucho a mi hermano, era mi sangre”, dijo Espinoza en su entrevista con The New York Post luego de la tragedia.

Joseph Sánchez: “¿En dónde demonios estaban las cámaras?”

Joseph Sánchez: "¿En dónde demonios estaban las cámaras?"
FOTO: Tomada de Facebook

El asesinato de Joseph Sánchez en lo que se supone era una fiesta de la comunidad inmigrante de Honduras, en Nueva York, ha causado una gran indignación entre diversos sectores y personajes de la vida pública en la urbe, quienes exigen mayor seguridad en el vecindario del Bronx en donde, aseguran, el crimen es cosa de todos los días.

Curtis Silwa, candidato por el Partido Republicano a la alcaldía de Nueva York, se presentó en el Claremont Park en donde murió el joven inmigrante Joseph Sánchez para cuestionar con enojo: “¿En dónde demonios estaban las cámaras?”. Silwa aseguró que un sistema de vigilancia efectivo haría a los criminales pensarlo bien antes de disparar.

Joseph Sánchez: Una tragedia que causa indignación

Joseph Sánchez: Una tragedia que causa indignación
FOTO: Tomada de Facebook

Por su parte Eric Brown, el candidato a la alcaldía de Nueva York por el Partido Demócrata, también atendió a los medios de comunicación en el Claremont Park, luego del tiroteo que dejó al inmigrante Joseph Sánchez muerto y a tres heridos más. El político calificó la tragedia como algo indignante.

“Es realmente perturbador ver que le han disparado a un niño de 11 años”, dijo Eric Brown en su comparecencia ante los medios de comunicación y explicó que pedía que la gente pusiera a los niños siempre a salvo y no los expusiera a la violencia. “Es traumático saber que durante una fiesta alguien llega con un arma y causa tal nivel de violencia”.

Los asesinos escaparon en un Nissan Máxima blanco

Los asesinos escaparon en un Nissan Máxima blanco
FOTO: Tomada de Facebook

Lo que sí captaron las cámaras de vigilancia del NYPD en las calles aledañas al Claremont Park fue el auto en el que podrían haber escapado los presuntos asesinos de Joseph Sánchez y autores del brutal tiroteo. Según las autoridades, los responsables escaparon en un auto Nissan Máxima en color blanco con placas de Texas.

Ahora la organización sin fines de lucro Crime Stoppers de Nueva York, a solicitud del NYPD, pide a la comunidad hispana que si alguien tiene información fidedigna sobre la identidad y paradero de los presuntos asesinos del inmigrante Joseph Sánchez se comunique al 1.800.577.8477. Todas las pistas se mantendrán anónimas.