Jorge Ramos pide a los periodistas ser imprudentes: “AMLO no es nuestro jefe”

Elie Dib
Actualizado en

  • Jorge Ramos envió un claro mensaje a su colegas: AMLO no es el jefe
  • Exhortó a los periodistas a ser “imprudentes”
  • El presentador de Univisión comparó a los presidentes de México y de Estados Unidos

En su columna semanal en The New York Times, el periodista mexicano Jorge Ramos le envió un mensaje muy claro a sus colegas: AMLO no es el jefe y el compromiso no puede ser con el poder, sino con la verdad.

Según el presentador, es algo muy de su país que el presidente todos los días se dirija al pueblo en rueda de prensa, y no por criticar, sino por considerarlo “un extraordinario ejercicio democrático”.

“No hay ningún tipo de censura ni es preciso presentar las preguntas por adelantado. AMLO, como lo conoce la gente, apunta con su dedo al periodista que pregunta y el ejercicio se extiende por una hora o más. Todos los días”, comentó Ramos, al tiempo en que narró su experiencia como periodista acreditado en una de esas conferencias.

“Hace poco estuve ahí. ¿Cómo desaprovechar la oportunidad? Y tuve un intercambio de poco más de veinte minutos con el presidente López Obrador. Hablamos de la inseguridad en México —en los primeros tres meses de su gobierno fueron asesinados 8,524 mexicanos— y de su estrategia de silencio (y de no pelearse) con el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump. Pero es su tortuosa relación con la prensa la que ha generado un desbordado debate en las redes sociales. De eso también le pregunté”, escribió.

“A pesar de la clara apertura periodística durante las Mañaneras, López Obrador ha utilizado sistemáticamente ese espacio para desacreditar a reporteros, columnistas y a medios de comunicación que lo critican. Les llama ‘prensa fifí’, entre otros calificativos (como conservadores y deshonestos). Él dice que solo está ejerciendo su ‘derecho de réplica’. Y lo tiene. Las Mañaneras gozan de una gigantesca distribución en las redes sociales y, muchas veces, dominan las noticias en los medios de comunicación tradicionales”.

En su publicación, Ramos destaca las críticas sobre la protección a la profesión y a sus colegas, a quien cataloga como “valientes” que dejan todo en la calle, para ejercer en uno de los países más peligrosos del mundo.

Desde el 1 de diciembre, el día en el que López Obrador tomó las riendas del Palacio Nacional, al menos seis periodistas han sido asesinados, según Ramos. Aunque reconoce que la violencia proveniente del negocio de las drogas es la principal causa de estas muertes, exige más del presidente mexicano.

Seguir Leyendo

Search

+