Johnson & Johnson no venderá talco para bebé Baby Powder ante denuncias de daños por cáncer (FOTO)

La compañía Johnson & Johnson no producirá más su talco para bebé Baby Powder por quejas de clientes sobre daños por cáncer

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Johnson & Johnson anuncia que ya no venderá más su talco para bebé Baby Powder
  • Hay denuncias de clientes sobre daños por cáncer tanto en Estados Unidos como Canadá
  • La compañía se mantiene firme en su alegatos de que su talco para bebé no es tóxico

La compañía Johnson & Johnson anunció recientemente que ya no venderá más su talco para bebé Baby Powder por denuncias de clientes sobre daños por cáncer tanto en Estados Unidos como Canadá, de acuerdo al portal de internet AJC. Los denunciantes alegan que el producto contiene asbesto tóxico.

La famosa empresa se encuentra en medio de una gran peso de demandas que piden indemnizaciones millonarias que alegan que el producto causa cáncer de ovario.

Sin embargo, la compañía se mantiene firme en su alegatos de que su talco para bebé no es tóxico y por ende no causa daños a las personas.

El portal indica que de acuerdo a el Financial Times, las ventas del famoso producto para bebés han disminuido más del 50 por ciento en los últimos tres años debido a este tipo de acusaciones.

Toda esta situación se da en medio de la pandemia provocada por el coronavirus y las acciones de distanciamiento social que aplica la empresa.

Actualmente sobre Johnson & Johnson pesan más de 19 mil demandas por posible daños causados por cáncer de ovario.

Pese a todas estos puntos en contra, ejecutivos de la empresa han revelado que el Baby Powder se mantendrá en el mercado de los países de América del Norte.

Desde 2019 las entidades estadounidenses encargadas de las verificaciones, efectuaron algunos avisos a los representantes de la empresa.

Todo esto derivado de que personal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. encontró restos de asbesto en el producto.

En octubre de 2019, la compañía tuvo que recurrir a un retiro de productos debido a que existía la angustia de contaminación por asbesto.

Sin embargo, la compañía siempre ha mantenido su postura de que su producto no es tóxico, aún así se ha sometido a los señalamientos.

Aunque varias personas aluden daños por cáncer por el talco de bebé, recientemente hay una buena información para la ciencia médica y para los pacientes con este tipo de males.

Se informó que tres pacientes con cáncer avanzado no sufrieron efectos secundarios graves al ser atendidos en la Universidad de Pensilvania (Penn) en el primer estudio clínico estadounidense de células modificadas con CRISPR, la tecnología de modificación genética.

Pero tampoco se beneficiaron, según los resultados publicados este mes en Science. Un paciente con cáncer de médula ósea llamado mieloma múltiple murió y otro progresó. Un paciente con sarcoma, un cáncer de tejido blando, también ha progresado.

Los ensayos clínicos piloto están diseñados para evaluar la seguridad, no la eficacia. Y la prueba estadounidense inaugural de las células modificadas con CRISPR en humanos conllevaba una carga ética y científica tan grande que Penn pasó más de dos años obteniendo las aprobaciones necesarias para el lanzamiento en enero de 2018.

Talco bebé cáncer

El experimento tenía la intención de combinar y mejorar dos revolucionarios enfoques de refuerzo inmunológico que mostraron una sorprendente eficacia incluso en los primeros ensayos. Un enfoque, que elimina un freno natural en el sistema inmunológico, ha dado lugar a una clase de medicamentos contra el cáncer llamados inhibidores de punto de control.

El otro enfoque crea genéticamente soldados inmunológicos llamados células T para reconocer y atacar a las células cancerosas; la primera terapia de células T aprobada, Kymriah de Novartis, dio inició en el Penn y el Hospital Infantil de Pensilvania.

Aunque las células modificadas con CRISPR no hicieron desaparecer los tumores ni detuvieron la progresión del cáncer, las células sobrevivieron y crecieron en los pacientes hasta nueve meses. En un ensayo clínico anterior de Penn que utilizó células T modificadas para atacar el mieloma múltiple, la mitad de las células murieron en una semana.

El investigador de células T de Penn Carl June, líder principal del nuevo estudio y de los innovadores trabajos previos, ve el ensayo con CRISPR como otro paso incremental en una odisea médica. La tecnología CRISPR fue inventada hace solo ocho años, pero la versión utilizada por Penn ya es tan obsoleta que el ensayo ha sido suspendido.

Talco bebé cáncer

El difícil proceso de fabricación de pasos múltiples fue factible. CRISPR se utilizó en las células T para extraer dos genes, uno que codifica el freno del sistema inmunológico, y otro que podría obstaculizar la capacidad de las células T para adherirse a las células cancerosas. CRISPR también insertó un gen que permitió a las células T reconocer y atacar a una proteína que se encuentra en las células cancerosas pero no en las sanas.

Estas modificaciones causaron accidentalmente algunos reordenamientos inusuales del ADN en una pequeña fracción de las células T, una de las mayores preocupaciones con CRISPR. Pero a medida que las células T se arraigaron y multiplicaron en los pacientes, estos reordenamientos disminuyeron de manera constante, “sugiriendo que no conferían ninguna ventaja de crecimiento”, escribieron los investigadores.

Talco bebé cáncer

Un problema que ha ocurrido con las terapias de células T manipuladas también apareció en el ensayo con CRISPR: las células cancerosas de un paciente dejaron de producir la proteína, llamada NY-ESO-1, que las células T modificadas debían atacar.

En futuros ensayos, “no solo usaríamos NY-ESO-1 porque hemos aprendido que el tumor puede vivir sin él”, aseveró June. “Quisiéramos usar múltiples blancos”.

Renier J. Brentjens, oncólogo e investigador de terapia celular del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de la ciudad de Nueva York, calificó el trabajo como una importante “prueba de principios”.

“Las células T persistieron y encontraron los tumores. Hubiera sido bueno ver remisiones o regresiones de los tumores, pero eso no significa necesariamente que el enfoque sea fallido”, concluyó Brentjens. “Puede ser que el blanco que designaron no sea suficiente”.

Con información de AP

Continua artículo relacionado