John Wayne Gacy “El payaso asesino” (Audio Episodio #3 Crímenes de Terror)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
John Wayne Gacy “El payaso asesino” (Audio Episodio #3 Crímenes de Terror)
Imagen y Video" MH
  • John Wayne Gacy “El payaso asesino” (Audio Episodio Crímenes de Terror)
  • Gacy fue un niño de baja autoestima por los maltratos de su padre alcohólico y su sobre peso
  • El protagonista de hoy, ocultaba su preferencia sexual detrás del disfraz de payaso

John Wayne Gacy “El payaso asesino”. Este tercer episodio de la serie Crímenes de Terror de MundoHispánico trata de uno de los payasos más queridos en Chicago, Illinoins, pero que terminó convirtiéndose en uno de los personajes más saguinarios de la historia de crímenes en Estados Unidos.

Relacionado

Su historia, inspiró a varios productores de cine para la producción de filmes de terror como fueron el thriller It o Pennywise, y hasta la ultima versión del Joker, quien utiliza un maquillaje muy similar al de pogo (el payaso asesino). ¿Quieres conocer quién es el protagonista de este episodio? Continúa leyendo este artículo.

John Wayne Gacy “El payaso asesino”

Foto: MH

Los payasos siempre han sido sinónimo de risa y Felicidad. Muchos niños se divierten en las fiestas con los payasos y la misión de estos es siempre hacerlos sonreír con sus bromas. Sin embargo, la figura del payaso también ha sido relacionada con lo maléfico y muchos niños sienten miedo de ellos.

En los años 70’s, la sonrisa de niños y adolescentes fue borrada por un payaso muy querido y reconocido en Chicago, Illinois. El payaso “Pogo” como solía hacerse llamar John Wayne Gacy, los hacía reír pero luego los hacia llorar y temblar de miedo. Por lo menos 33 de estos niños y jóvenes que se encontraron con el payaso “Pogo” no volvieron a sonreír.

La infancia de John Gacy

John Gacy nació en Chicago, Ilinois el 17 de marzo de 1942, en una familia de clase obrera. John siempre tuvo una mala relación con su padre, quien era alcohólico y no disimulaba la preferencia que tenía por sus hijas mujeres. Siempre decía que John iba a ser un fracasado y se mostraba muy violento con él.

Gacy fue un niño enfermo del corazón y sufría desmayos constantes. Según se cuenta en a través de la historia, estos desmayos fueron producto de un golpe que sufrió cuando tenía once años. También sufría de sobrepeso y tenía su autoestima por el piso debido a las humillaciones de su padre.

El cambio de niño a adulto

Cuando Gacy cumplió los 18 años, no dudó en irse de su casa y se mudo a las Vegas, Nevada. A pesar de lo que su padre siempre le decía, él decidió que no quería ser un hombre fracasado. Gacy logro ser un hombre muy Seguro de sí mismo y a ser un vendedor y político exitoso.

Años después regresó a Chicago, y todos quedaron asombrados con su cambio. El niño gordito, de baja estatura, había regresado transformado en un hombre seguro de sí que sentía satisfecho de su físico y de tener una personalidad arrolladora. Archivado como: John Wayne Gacy “El payaso asesino”.

Poco a poco logró ir escalando

A los 22 años ya era director de una tienda de ropa para hombres y tiempo después conoció a Marlynn Myers, quien era hija de un propietario de una franquicia de restaurantes KFC y quien nombro a Gacy como director de unos de ellos luego de casarse con su hija.

Gacy empezó a sentir que realmente estaba dejando atrás su pasado miserable y que la suerte le estaba sonriendo. Ahora También era miembro de la joven cámara de comercio, un club exclusive para jóvenes emprendedores, y se estaba convirtiendo en un personaje muy popular con una excelente reputación.

Nacimiento del payaso “Pogo”

Gacy empezó a servir en eventos comunitarios donde creó el personaje de “Pogo” un payaso que iba a visitar a los niños en hospitales y se gano la admiración y cariño de muchas personas. Incluso llego a ser un respetado político. Sin embargo nadie sabia de sus oscuros deseos.

A pesar de estar Casado y de mostrar ser un hombre de familia intachable, su gusto por los hombres hicieron que forjara una obsesión sexual por menores y jóvenes especialmente. Estando Casado con Marlynn, empezó a acosar a varios trabajadores del restaurante pero no fue sino en 1968 que Gacy fue acusado de intento de violación y acoso contra dos adolescentes.

Víctimas del payaso “Pogo”

Uno de estos jóvenes era Edward Lynch de 16 años. El joven había sido invitado por Gacy quien era su jefe, a su casa. Gacy, quien se encontraba solo pues su esposa estaba en el hospital dando a luz, le empezó a mostrar películas pornográficas al joven y le propuso tener sexo oral con el.

Edward se negó y fue atacado por Gacy con un cuchillo. Parecía una película de terror de la cual Edward consiguió con suerte poder escapar. El incidente no pasó a mayores y el joven accedió a olvidar lo ocurrido. Gacy ocultaba su homosexualidad. Archivado como: John Wayne Gacy “El payaso asesino”.

Acusaciones contra el Payaso “Pogo”

Otra de las víctimas de Gacy fue Donald Vorhees, de quince años, y a quien también llevó a su casa a ver pornografía para luego proponerle tener sexo. En esta ocasión, Gacy logró su cometido ya que el adolescente accedió a sostener relaciones sexuales a cambio de dinero.

Vorhees era hijo de un miembro de la joven cámara de comercio y luego de saber lo que Gacy le había hecho a su hijo, lo denunció ante las autoridades. Como era de esperarse, Gacy negó las acusaciones de los dos muchachos. A pesar de intentar chantajear a los dos adolescentes para que no testificaran en contra de el, en 1968 Gacy fue juzgado por sodomía.

La esposa solicita el divorcio

Gacy excusaba muchos de sus abusos, tras el objetivo de escribir un libro sobre sexo que requería “investigaciones científicas y experiencias homosexuales” que estaba patrocinado por el gobernador de Illinois. Sin embargo, el juez determino que Gacy debía cumplir 10 anos en prisión. Cuando su esposa se enteró de todas las aberraciones sexuales de su esposo, pidió inmediatamente el divorcio.

Gacy llevaba apenas 18 meses en prisión, y se había convertido en un manipulador profesional. Nada quedaba ya de aquel niño inseguro que se sentía intimidado por su padre. En la cárcel logró construir una imagen de hombre honesto y respetable. Lo pusieron en libertad condicional gracias a su aparente “buen comportamiento”. Incluso logró convencer a muchos de que realmente el era la víctima. Archivado como: John Wayne Gacy “El payaso asesino”.

Cinco hechos perturbadores del payaso

1.- De acuerdo al juicio, que capturó la atención de muchos estadounidenses en el año 1980, Gacy siempre llevaba a sus víctimas varones a su casa con la excusa de ofertas de trabajo en su compañía constructora. Asimismo, les ofrecía drogas, alcohol o sexo para luego narcotizarlos y estrangularlos. Estas víctimas siempre fueron jóvenes estudiantes o niños.

2.- Los investigadores que le seguían los pasos lograron entablar confianza con él y un día, que los había invitado a cenar, los agentes notaron un olor fétido en la casa. Gacy, el asesino, al verse atrapado se derrumbó y confesó todos sus crímenes.

Policía identifica mayoría de víctimas

3.- La policía logró identificar a la mayoría de las víctimas que habían desaparecido entre 1972 y 1978, gracias a los efectos personales que Gacy guardaba como recuerdos suyos. Hoy, casi 25 años después, ocho de las víctimas siguen sin identificar.

4.- Gacy se dedicó a la pintura mientras estuvo en prisión y muchos de sus dibujos que hacía eran de payasos. Incluso, muchas de estas obras de arte siguen vendiéndose en subastas hoy en día. En 1994, veinticinco obras de Gacy fueron compradas para ser quemadas en una fogata a la que asistieron más de 3 mil personas, incluyendo los familiares de sus víctimas.

Autorretratos del payaso cuestan hasta $175,000

Uno de los autorretratos de Gacy fue vendido en $7,500 dólares y en páginas web de coleccionistas de artes relacionados con asesinos seriales, se venden las obras de Gacy desde $6,000 dólares y hasta $175,000 dólares para poder obtenerlos.

5.- John Wayne Gacy fue gerente de tres restaurantes de comida rápida de Kentucky Fried Chicken‬ gracias a que su suegro le dio la oportunidad de trabajar allí. Él le pedía a sus empleados que le llamaran “el coronel” y fue tanto el amor que Gacy tuvo con KFC, que fue ese el restaurante que eligió para su última comida antes de ser ejecutado por inyección letal en 1994 y se comprobó su culpabilidad de por lo menos 33 víctimas. Archivado como: John Wayne Gacy “El payaso asesino”.

Etiquetas: