JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en la nueva víctima del coronavirus

La cadena de tiendas JC Penney podría declararse en bancarrota la semana que viene y se convertiría en la nueva víctima del coronavirus.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en una nueva víctima del coronavirus
  • La empresa ya arrastra una deuda de casi $4 mil millones de dólares y ha dejado pasar algunos compromisos de pago
  • Durante el proceso cerrarían de forma definitiva unos 200 establecimientos

 

JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en una nueva víctima del coronavirus.

La empresa estaría considerando declararse en quiebra la semana que viene, justo cuando muchas de las grandes minoristas volverán a abrir sus puertas después de permanecer cerradas por medidas de seguridad ante la propagación del coronavirus.

JC Penney tendría previsto solicitar protección por bancarrota, lo que llevaría al cierre permanente de un cuarto de sus tiendas, reportó NY Post.

La cadena, que cuenta con unas 850 tiendas, sería la siguiente minorista en caer en quiebra, en especial con el complejo panorama económico que ha dejado el Covid-19.

Aunque ya venía lidiando con la importante competencia de comercio electrónico que tiene cada vez más auge.

JC Penney arrastra una deuda de casi $4 mil millones dólares y el jueves dejó de cumplir un compromiso de pago de $17 millones, informaron fuentes cercanas a la compañía.

El próximo viernes, también termina un período de gracia de 30 días sobre un pago de $12 millones de dólares que la compañía dejó pasar el 15 de abril.

JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en nueva víctima de coronavirus
JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en nueva víctima de coronavirus. Foto: Shutterstock

JC Penney podría declararse en bancarrota y se convertiría en nueva víctima de coronavirus

Por los momentos, la empresa mantiene conversaciones para un préstamo deudor con acreedores mientras transcurre el proceso de bancarrota.

Las fuentes indicaron que podría tratarse de un préstamo de entre 400 y 500 millones de dólares.

JCPenney, que cuenta con unos 85,000 empleados, no ha tomado una decisión final, ni ha ofrecido un informe oficial.

Las fuentes también indicaron que las aspiraciones de la empresa son reorganizarse y salir de la bancarrota.

Sin embargo, en el proceso sí cerrarían de forma definitiva unos 200 establecimientos.

Lamentablemente, en medio de la pandemia, las ventas en línea no han sido suficientes para sostener las finanzas de la empresa de 118 años de antigüedad.

Aunque conservan fluidez de efectivo, aun tienen pendientes pagos de deudas: uno por 105 millones con vencimiento en junio y otro de 300 millones en intereses anuales.

Para el 2023, vencen también más de $2 mil millones de deuda de la compañía.

A pesar de la situación aun no definida de JC Penney, varias de las tiendas retomarán sus actividades a medida que levanten los protocolos de cuarentena.

Coronavirus ocasionaría el cierre de 100,000 tiendas minoristas para 2025

La pandemia de coronavirus podría terminar dando el ‘golpe final’ a las tiendas minoristas que se verían en la obligación de cerrar sus puertas.

Según los analistas, unas 100,000 tiendas minoristas podrían cerrar para 2025, informó USA Today.

La tendencia en los últimos años ha sido que cada vez se cierren más tiendas, pero el brote de Covid-19 acelerará la caída económica de estas empresas.

“Incluso cuando las tiendas abren, puede pasar un tiempo antes de que las personas recuperen la confianza de estar seguras en lugares concurridos”, dijeron Michael Lasser y Jay Sole, analistas de la firma UBS de Wall Street.

También explicaron en su investigación que es posible que la situación en torno a la pandemia modifique el comportamiento de las personas, que podrían seguir comprando en línea luego de que las restricciones sanitarias pasen.

Coronavirus afecta a minoristas

Bajo este contexto, si las compras en línea aumentaran 25% sobre las ventas minoristas, los más afectados serían las tiendas de ropa, artículos electrónicos y del hogar.

También se verían ‘más golpeados’ las tiendas o minoristas pequeños. Mientras que cadenas más grandes como Dollar, Walmart, Target, Home Depot, Lowe’s  y Costco capitalizarían los clientes que los negocios cerrados dejen.

En consecuencia, los shopping mall o centros comerciales sentirían la presión de tener que cerrar sus espacios comerciales.

Los cierres de almacenes y locales comerciales seguirían de acuerdo a la tendencia de los últimos años, en donde una familia puede gasta en promedio $5,800 comprando en línea.

Cada vez más las personas se adaptan a las nuevas tecnologías y las empresas que también lo hacen para cumplir con los pedidos generan mejores resultados.

Coronavirus ocasionaría el cierre de 100,000 tiendas minoristas para 2025
Coronavirus ocasionaría el cierre de 100,000 tiendas minoristas para 2025. Foto: Shutterstock

Tiendas anuncian medidas para sus empleados en plena pandemia

En la actualidad ya se dejan ver algunos movimientos que van en línea con la investigación de Lasser y Sole.

Los cadenas minoristas de ropa más grandes de Estados Unidos han cerrado, al menos temporalmente, debido a las restricciones impuestas por el Covid-19.

Debido a la pérdida de clientes, ventas y movimiento económico en als tiendas, han tenido que recurrir a los despidos o recortes en las horas de servicio del personal.

Recientemente, retailers de todo el país, que emplean a más de 420,000 personas, indicaron que darían permisos de ausencia sin pago a su trabajadores, reseñó El Economista.

Esto en vista de que los establecimientos no estarán funcionando por más tiempo del que habían evaluado, informó el Financial Times.

Entre los afectados están cadenas de tiendas como Macy’s, Gap y Kohl’s:

Macy’s, que cuenta con 125,000 empleados, informó que suspendería “a la mayor parte” de sus trabajadores.

Kohl’s, que maneja una fuerza laboral de 122,000 empleados, indicó que colaboradores de tiendas, centros de distribución y oficinas corporativas quedarían bajo suspensión temporal. Quedarían 85,000 empleados afectados.

GAP, que cuenta con casi de 129,000 empleados, indicó que haría “pausa” a pagos de la mayoría de sus empleados en Estados Unidos y Canadá.

En un principio, estas empresas habían asumido los gastos por sus empleados a pesar de que sus tiendas no estuvieran operando.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado