Mexicano puso en peligro su vida por $ 160 diarios subiendo 20 pies de altura

  • El hispano Javier Parra llegó a los Estados Unidos hace 20 años para garantizar su futuro y el de su familia.
  • Tuvo que arriesgar su vida para cumplir con el plan de trabajo de sus patrones, subiendo a 20 pies de altura durante labores de pintura y refracciones por 160 dólares diarios
  • Javier Parra forma parte de una prestigiosa empresa de remodelaciones llamada MK Constructión”

 

El mexicano Javier Parra integra la lista interminable de hispanos que una vez llegaron a los Estados Unidos en la búsqueda de nuevas oportunidades de superación y futuro.

Aunque su arribo a tierras norteamericanas no fue fácil, el oriundo de Guanajuato, hizo posible que el “Sueño Americano” se convirtiera en una realidad, disfrutando hoy en día su gran recompensa.

Javier parra peligro altura

Foto Captura/ Mundo Hispánico

Ese preciado galardón que alza, por lo momentos, con orgullo Javier Parra es formar parte de una prestigiosa empresa de remodelaciones residenciales en los Estados Unidos llamada “MK Constructión”.

Puso en peligro su vida por 160 dólares diarios en las alturas

Para el hispano Javier Parra, Dios fue el responsable de guiarlo por el camino del éxito, “él sabe que me ha ido muy bien”, en los 20 años que tiene residenciado en los Estados Unidos.

“Entre mis primeros trabajos fueron en las áreas de la construcción y pintura, ganando un sueldo de 300 dólares quincenales, muy poco dinero para esa época que, además, en algunas oportunidades teníamos que arriesgar nuestra propia vida para cumplir con el proyectos asignados”, contó para Mundo Hispánico, Javier Parra.

javier parra altura

Foto Captura/ Mundo Hispánico

El mexicano tuvo que vencer sus temores cuando le tocaba estar a 20 pies de altura para realizar algunas refracciones estructurales o pintar algún tramo extenso de una vivienda familiar, por más de 160 dólares diarios.

“Fácil no es y sí cuesta, porque muchas veces hay que estar trabajando a 20 pies de altura, se siente feo”, relató durante la entrevista.

Sin embargo, confesó que estando en las alturas sobre las escalares pensaba mucho en su familia.

“Cuando se mueve la escalera es cuando uno dice que no se vaya a caer uno de aquí. Son cosas que quedan grabado en la mente, porque sientes que te va a pasar algo, pero gracias a Dios, no me ha tocado este tipo de situaciones, porque trato de aplicar las medidas de seguridad en plena jornada”, justificó Javier Parra.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+