Jardineros hispanos ayudan a aterrizar un globo aerostático en plena calle

blank
blank

Un grupo de jardineros hispanos salvó al piloto de un globo aerostático quien luchaba por aterrizar el aparato en la localidad californiana de Murrieta, informan medios locales.

Brian Lynch llevaba unos 90 minutos en el aire con dirección al área vinícola de Temecula, pero los fuertes vientos que se registraron el pasado jueves le hicieron perder el control del globo en el que volaba, reportó Efe este sábado.

Fue entonces cuando un grupo de jardineros hispanos que trabajaba en un vecindario acomodado de Murrieta notó que el aparato volaba muy cerca de las casas y cables de electricidad, y que el piloto pedía ayuda.

TE PUEDE INTERESAR: Tormentas de nieve cubren noroeste de EE.UU. y seguirá nevando

Ángel Martínez, uno de los jardineros que ayudó a Lynch, dijo en declaraciones a la cadena ABC que él y sus compañeros escucharon un gran ruido y luego se percataron de la presencia del globo y de su nervioso piloto.

Cuando Lynch vio al grupo de jardineros inmigrantes dispuesto a acudir en su ayuda les arrojó una cuerda y con ella los hispanos empezaron a estabilizar el aparato, en un esfuerzo que fue registrado en video por algunos testigos y luego difundido en redes sociales.

Martínez, un mexicano quien reside desde hace más de 20 años en el país, explicó que sujetaron la cuerda del globo durante unos 10 minutos hasta lograr arrastrar el aparato a una calle en la que finalmente aterrizó sin mayor incidente.

TE PUEDE INTERESAR: Trump se burla de Elizabeth Warren tras su anuncio de candidatura para 2020

Lynch, quien ha sido piloto comercial durante seis años, había sacado el globo para dar un paseo con el único propósito de secarlo después de que recibiera unas fuertes lluvias a principios de esta semana.

Todo iba bien hasta que los vientos aumentaron y empujaron a Lynch fuera de su ruta normal, dijo a KABC.

Después de que Lynch comenzó a descender, el viento aminoró la marcha. Intentó aterrizar el globo unas cuantas veces, pero no pudo. Finalmente, se encontró en The Colony, un barrio residencial de Murrieta, donde decidió que sería mejor aterrizar.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank