Japoneses inventan motocicleta inflable funcional que cabe en mochila

Un grupo de científicos japoneses ha desarrollado una nueva tecnología para crear un medio de transporte ligero, rápido y seguro.

Se trata de Poimo, una motocicleta inflable que ha sido catalogada como uno de los vehículos más ‘extraños’ que se han visto en la historia reciente.

  • Conoce Poimo, un invento originado en Japón que pretende servir para transportar a las personas de manera segura y eficiente
  • Se trata de una moto inflable con motor integrado, que tiene su origen en un proyecto de la Universidad de Tokio
  • Tiene un peso de 5,5 kilogramos, pero con los avances tecnológicos la Universidad de Tokio espera hacer cada vez más ligero este medio de transporte

La Universidad de Tokio ha anunciado uno de sus inventos más ‘extraños’ de los últimos años, y uno que se ha ganado la atención del público por sus particulares características.

Se trata de Poimo, una motocicleta inflable y con un particular diseño que puede armarse y desarmarse en menos de un minuto por medio de una bomba eléctrica.

Con este sistema, el usuario puede inflar su motocicleta, subirse a ella y desplazarse gracias a un motor eléctrico integrado en el cuerpo del vehículo.

Si bien el diseño es uno de los detalles que más llaman la atención, es un hecho que los ingenieros detrás de este diseño tuvieron un punto en común: crear un medio de transporte ágil y seguro que, en caso de accidente, pudiera minimizar las lesiones en el usuario.

Todavía falta un largo camino por recorrer antes de que este tipo de vehículos se posicione como un medio oficial de transporte, ya que el gobierno debe otorgar los permisos necesarios para que esta motocicleta pueda desplazarse en las calles de Japón.

Pero, ¿cómo está diseñada esta motocicleta inflable? De acuerdo con algunos reportes, el Poimo es un vehículo conformado por cinco componentes sólidos y desmontables: cuatro ruedas, un motor eléctrico, una batería, un manubrio y un controlador inalámbrico integrado.

La practicidad también es una de las características que distinguen a este vehículo, ya que una vez que se ha desinflado, la motocicleta puede caber en una mochila y ser transportada por el usuario a cualquier parte.

Además, la consistencia de los materiales con los que está fabricada provee una mayor seguridad en caso de accidentes.

El peso total de la motocicleta inflable Poimo es de 5,5 kilogramos, aunque esto es solo en la etapa inicial, pues sus creadores han prometido que en un futuro esta tendrá un peso mucho más ligero.

Si todo marcha como sus creadores esperan, muy pronto Poimo podrá ser comercializada, aunque todavía faltará algún tiempo para que el público general tenga acceso a ella.

Poimo responde a las siglas Portable and Inflatable MObility, y aunque hoy es una realidad, la Universidad de Tokio pasó un largo tiempo diseñándola vía 3D, con el objetivo de mejorar la postura del conductor y afinar los detalles de su funcionamiento.

Pero eso no es todo, ya que los creadores de Poimo también han trabajado en un prototipo de silla de ruedas inflable y desarmable, capaz de alcanzar velocidades de hasta 6 kilómetros por hora.

Esto posiciona a Poimo como uno de los inventos japoneses más importantes de los últimos años, al menos en el ámbito de la movilidad, ya que es posible adaptar el vehículo para ser utilizado como un scooter o una silla de ruedas inflable.

El concepto general de este proyecto es conocido como Soft Mobility, que de acuerdo con los expertos, recurre al uso de materiales ligeros para asegurar la integridad física del usuario en caso de accidente.

Foto: Poimo

Los japoneses, siempre un paso adelante en tecnología

Los japoneses suelen estar siempre un paso adelante en términos de tecnología, y así lo han demostrado con sus más recientes inventos.

De acuerdo con el periódico The New York Post, Japón ha ideado un sistema que permite el regreso paulatino a las actividades cotidianas de sus habitantes.

Para garantizar la higiene en espacios públicos, los japoneses han implementado una herramienta de esterilización que utiliza luz ultravioleta para desinfectar los libros de las bibliotecas.

Así, aquellos que decidan leer o pedir un libro prestado de la biblioteca podrán hacerlo de manera segura, y tener la certeza de que todos los libros que utilicen están libres de cualquier germen o virus que pueda ocasionarles alguna enfermedad.

Los japoneses consideran que esta medida ayudará a que las personas tengan  los elementos necesarios para leer libros de la biblioteca en sus domicilios, sin preocuparse por un posible contagio por coronavirus u otras enfermedades.

El proceso de esterilización utilizado por los japoneses por medio de la luz ultravioleta tiene una duración máxima de 30 segundos, y contribuye a retirar el exceso de polvo que suele acumularse en los libros.

No es la primera vez que se tiene conocimiento de un artefacto de este tipo, pues desde 2018 se tiene conocimiento de su uso en una biblioteca al norte de Tokio, llamada Biblioteca Narimasu, en Itabashi. 

Ahí, los japoneses que visiten el sitio cuentan con una máquina similar, aunque los encargados del sitio aseguran que su uso no es frecuente.

Los visitantes tienen la oportunidad de utilizar la máquina de luz ultravioleta que se encuentra en la recepción después de solicitar un libro para llevar a casa o que regresen alguno que hayan prestado anteriormente.

Las autoridades han dejado en claro también que esta máquina es una cortesía por parte de la biblioteca, más no una medida obligatoria que los usuarios deban adoptar en caso de querer prestar o devolver un libro.

Foto: Shutterstock