Muere por inyección letal en Georgia hombre que asesinó a exmujer y su novio

  • Este miércoles fue ejecutado un hombre en Georgia acusado de matar a su exmujer y a su novio.
  • Donnie Cleveland Lance, de 66 años, recibió la inyección letal en la prisión estatal de Jackson.
  • El crimen habría sido cometido en 1997, cuando Cleveland le disparó mortalmente a las dos víctimas.

Un hombre de Georgia condenado por matar a su exesposa y su novio hace más de dos décadas fue ejecutado este miércoles.

Donnie Cleveland Lance, de 66 años, recibió la inyección letal en la prisión estatal de Jackson a las 9:05 de la noche por los asesinatos de Sabrina “Joy” Lance y Dwight “Butch” Wood Jr. en noviembre de 1997 en el condado de Jackson, a unos 60 kilómetros al noreste de Atlanta.

La última comida que pidió fueron dos chili steak burgers, papas fritas, aros de cebolla, mostaza, cátsup y una soda.

Apelaciones de último minuto demoraron por casi dos horas mientras la Corte Suprema de Estados Unidos discutía la aplicación de la inyección letal.

Lance fue a la casa de Wood la noche del 8 de noviembre de 1997, pateó la puerta principal y le disparó a Wood en la frente y la espalda con una escopeta y luego golpeó a Joy Lance hasta la muerte con la culata de la escopeta, según un resumen del caso del Tribunal Supremo de Georgia.

Lance ha dicho constantemente que no mató a la pareja.

No hubo testigos y nunca se encontró un arma homicida. Los abogados de Lance han argumentado que no hay sangre u otra evidencia física que lo vincule con los asesinatos, pero que los investigadores se centraron solo en él desde el principio.

Los abogados del estado han argumentado en los documentos judiciales que la evidencia contra Lance, “aunque circunstancial, fue abrumadora”.

Los fiscales argumentaron que Lance había abusado durante mucho tiempo de su exesposa, tanto durante su matrimonio como después de su divorcio, y había amenazado varias veces con matarla.

Sus abogados escribieron en una solicitud de clemencia que los dos tenían una relación problemática y que “el abuso del alcohol fue un factor importante en una historia de agresión mutua”.

Los abogados de Lance han buscado pruebas de ADN en varias pruebas, argumentando que las pruebas podrían descartar a Lance como el asesino y podrían revelar a la persona responsable.

El juez de la Corte Superior del Condado de Jackson, Nicholas Primm, rechazó en septiembre una solicitud de pruebas de ADN y un nuevo juicio, diciendo que a la luz de todas las pruebas presentadas en el juicio, no es probable que el jurado hubiera llegado a un veredicto diferente si los resultados de ADN hubieran estado disponibles.

La Corte Suprema de Georgia se negó a tomar el caso, y los abogados de Lance han pedido a la Corte Suprema de los Estados Unidos que intervenga.

Por separado, los abogados de Lance presentaron una petición el mes pasado en el Tribunal Superior del Condado de Butts alegando que el fiscal colmó incorrectamente al jurado con personas que sabía que estarían del lado de él.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+