Inteligencia Artificial podría detectar quién puede quedarse sin hogar

La Inteligencia Artificial podría ayudar a Canadá a resolver aspectos relacionados con la situación de desamparo y acceso a servicios (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

La Inteligencia Artificial podría ayudar a Canadá a resolver aspectos relacionados con la situación de desamparo y acceso a servicios de salud de sus ciudadanos más vulnerables.

Actualmente, en medio de una pandemia que ha afectado a la mayoría de la población mundial, Canadá se encuentra realizando pruebas para implementar un programa de Inteligencia Artificial que le permita adelantarse a las necesidades de las personas en situación de desamparo.

Debido al Covid-19, muchas de las personas que no cuentan con un techo o que no tienen los medios para acceder a servicios de salud básicos se encuentran ante un escenario cada vez más complicado.

Al acceder a un refugio, pueden aumentar el riesgo de contagio y, en consecuencia, su supervivencia podría verse afectada debido a su imposibilidad de acceder a servicios de salud gratuitos.

Así, con el programa Chronic Homelessness Artificial Intelligence model (CHAI), Canadá espera proveer a sus ciudadanos más vulnerables con los servicios que necesitan antes de que queden en situación de desamparo.

  • Canadá planea implementar un programa de Inteligencia Artificial para predecir la probabilidad de que un ciudadano pueda quedarse sin techo y vivir en las calles
  • Con este programa, se espera ofrecer ayuda a las personas antes de que estas se vean en necesidad de acudir a un refugio
  • La prueba beta de este sistema  indica un porcentaje de efectividad de 93%, pero también ha recibido críticas con respecto a la privacidad de los sujetos de estudio

¿Cuáles son los motivos por los que una persona queda en situación de desamparo? Por medio de la Inteligencia Artificial, Canadá está a punto de descifrarlo.

Vancouver, Canada
Foto: Shutterstock

Al menos eso se espera descubrir con la implementación del modelo CHAI (Chronic Homelessness Artificial Intelligence), cuya prueba beta, hasta el momento, ha logrado conseguir un 93% de efectividad en sus resultados.

Esta aplicación tiene sus orígenes en Ontario, específicamente en el poblado de London, localizado a unos 170 km de Toronto.

Ahí, los programadores encargados de desarrollar este software, explican que este sistema es el primero en su tipo en todo el mundo y su objetivo principal es ofrecer información útil para disminuir el riesgo de quedar en condición de desamparo.

En una entrevista concedida a la Fundación Thomson Reuters, el ingeniero especializado en Inteligencia Artificial Jonathan Rivard, y Administrador del Programa de Prevención contra el Desamparo de London, “En estos momentos, los refugios están llenos al tope en todo el país. Necesitamos hacer un mejor trabajo para proveer recursos a los individuos antes de que estos toquen fondo, no después.”

Lanzada en Agosto pasado, este sistema de Inteligencia Artificial analiza los datos personales de los participantes para calcular cuáles de ellos se encuentran en riesgo de no tener un lugar para dormir durante un periodo prolongado, de acuerdo con Matt Ross, experto en tecnologías de la información.

Una prueba del programa, llamado  Chronic Homelessness Artificial Intelligence model (CHAI), rastreó a un grupo de individuos por seis meses previos a su lanzamiento en agosto.

En ese tiempo, el programa mostró tener una efectividad de 93% en predecir quién y cuándo quedaría en situación de desamparo crónico; con el paso del tiempo, el programa ha aumentado su efectividad.

La lucha de Canadá contra la situación de desamparo: La inteligencia Artificial, al servicio de los más vulnerables

Como explican las autoridades y los desarrolladores del programa, el objetivo principal de este es anticipar quiénes son los ciudadanos que se encuentran en más riesgo de quedar en situación de desamparo para ofrecerles un refugio seguro o para brindarles acceso a los servicios de salud que requieran.

Pero, ¿cómo afecta este programa la privacidad de los ciudadanos? Si bien se trata de una meta que pretende beneficiar a grupos vulnerables, algunas personas llegaron a considerar que la medida podría ser invasiva.

Sin embargo, varios expertos han salido a la defensa de la Inteligencia Artificial, declarando que esta tecnología puede y debe servir para ofrecer mejores condiciones de vida por medio del análisis de datos concretos.

Para tranquilidad de los ciudadanos, el gobierno de Canadá ha aclarado que este sistema de Inteligencia Artificial únicamente se aplica a participantes que han sido informados del proceso y que han consentido a él; además, cualquier participante puede desistir de participar en cualquier momento, y sus datos serán borrados en el momento que lo decidan.

Asimismo, una de las ventajas de este programa es que ninguno de los participantes tiene la obligación de proporcionar sus nombres. En vez de eso, cada uno de ellos cuenta con un número de identificación con el que se asocian todos los datos obtenidos de la persona, como lo son su edad, género, raza, estatus militar, servicios a los que tienen acceso y la frecuencia con la que acceden a refugios para pernoctar.

Otra de las ventajas que ofrece el programa CHAI es que, para desarrollarlo, únicamente se utilizó un presupuesto aproximado de $14,000 dólares canadienses.

El presupuesto asignado por Canadá proviene  del departamento de tecnologías de la información, lo que no merma el presupuesto de los servicios relacionados con los refugios, por ejemplo.

Hasta ahora, el sistema ha identificado al menos 88 personas en riesgo de situación de desamparo crónica, y aunque la Inteligencia Artificial es utilizada para predecir el tipo de servicios que requiere un individuo, el factor humano permanece a lo largo del proceso, ya que todas las decisiones tomadas por el gobierno de Canadá recaen en manos humanas.

Montreal, Canada
Foto: Shutterstock
Continua artículo relacionado