Puntaje de crédito: proponen que inmigrantes presenten historial para obtener ‘papeles’

El puntaje de crédito podría ser tomado en cuenta. Los inmigrantes que aplican para la residencia, una extensión de estadía en el país o un cambio de estatus migratorio, tendrían que proporcionar a las autoridades de Inmigración sus historiales de crédito, según una regla del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS), reportó el sitio de noticias Marketwatch.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, firmó el documento el viernes, que tiene como objetivo evitar que los inmigrantes que susceptibles a ser una carga pública se conviertan en residentes legales; es decir, que dependan principalmente de la asistencia gubernamental.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Puede un indocumentado reclamar el Mega Millions si gana? La Lotería responde

inmigrantes

Los informes de crédito pueden revelar información sobre el historial de pago de una persona, su deuda actual, historial de trabajo y residencia, demandas o arrestos y bancarrotas en Estados Unidos, así como si el inmigrante solicitante es o no financieramente autosuficiente, de acuerdo con la propuesta presentada por el DHS.

Puntaje de crédito: ¿cuánto es un buen número para ‘quedarse’ en EE.UU.?

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) consideraría que un puntaje de crédito “bueno” es “un factor positivo, ya que demuestra que el solicitante puede mantenerse a sí mismo y a sus dependientes, asumiendo que todos los demás registros financieros son suficientes”.

TE PUEDE INTERESAR: Funcionarios mexicanos desobedecen a López Obrador y se ponen sueldo más alto que el suyo

La regla propuesta define un “buen” puntaje de crédito como “generalmente cercano o ligeramente superior al promedio que tienen los consumidores de EE.UU.”.  Los puntajes FICO oscilan entre 300 y 850, y los prestamistas generalmente consideran que un puntaje entre los 670 y 739 es “bueno”, según cita la propuesta.

Muchos temen que la regla desaliente a los inmigrantes de buscar ayuda pública. Matt Cameron, abogado de inmigración en Cameron Law Offices en Boston, dijo a Marketwatch que muchas familias de bajos ingresos, especialmente los inmigrantes de primera generación, sí necesitan ayuda con las llamadas estampillas de comida. o ‘foos stamps’.

Los inmigrantes tendrían que optar por no recibir beneficios del programa WIC de estampillas de comida para evitar problemas con las autoridades de Inmigración, aseguró Cameron.

“Crecí con el beneficio de recibir WIC y vivienda pública, no sé lo que mis padres hubieran hecho sin eso”, dijo. “Hacer que los inmigrantes tengan que elegir entre una tarjeta verde para el futuro o cuidar a sus hijos en este momento es realmente cruel”, finalizó Cameron.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+