“Estamos cansados de comer basura”: Inmigrantes en centro de detención en Tacoma

Luisiana inmigrantes

Luego de años de investigación, Ramírez-Santos fue detenido en Victoria, una pequeña ciudad en el sureste de Texas, justo en el corredor de la carretera I-69, que es una de las más usadas por los traficantes de personas, ya que va paralela al Golfo de México desde la frontera con México.

Después de su arresto las autoridades le permitieron salir en libertad tras el pago de una fianza.

El lunes 8 de julio de 2019 Ramírez-Santos fue declarado culpable, pero el mismo juez federal John Rainey decidió que dictaría su sentencia el miércoles 2 de octubre.

Sin embargo, ese día el acusado ya no llegó a la corte. Un operativo de agentes del HPD y HSI, entre otras dependencias, ya no pudo dar con él en los domicilios de Houston y Victoria que están registrados a su nombre.

Ahora una fuerza especial de agentes federales de los U.S. Marshals en Texas, especializada en buscar fugitivos, ha emprendido literalmente una cacería para dar con Humberto Ramírez-Santos quien ahora enfrenta cargos federales por tráfico de personas y faltar a una cita en corte.

Seguir leyendo: Previous page

Seguir leyendo:
< Regresar

Search

+