Inmigrantes que piden asilo y trabajo en EE.UU. tendrán que enfrentar nuevas y duras reglas para 2020

  • Alistan medida de protección a la soberanía nacional
  • Endurecen procesos para asilo y permiso de trabajo
  • Medidas entrarán en operación en mayo del próximo año

Las autoridades de Estados Unidos alistan una dura restricción en el proceso de autorización de empleos y peticiones de asilo para algunos casos de inmigrantes, como una medida de protección a la soberanía nacional.

De acuerdo a información que se filtró a través de algunas páginas de internet de medios de comunicación, se pudo saber que estas medidas están proyectadas contra inmigrantes, para ponerlas en marcha a partir del próximo año.

Se conoció que autoridades de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), prepara aproximadamente 30 modificaciones en los procesos de inmigrantes que están relacionados con trámites de asilo y de visas de trabajo en algunos casos.

Parte de la información se ha publicado en la página de internet de la DHS (Oficina de Información y Asuntos Regulatorios, por sus siglas en inglés), y aunque no se menciona un día en especial para su inicio, sí se sabe en qué mes sucederán estos cambios a leyes en procesos de inmigrantes. Estos datos se dieron a conocer  a través del portal de La Opinión, un medio de comunicación por Internet de California.

Algunos de los puntos que se reforzarán contra los inmigrantes son el sistema biométrico (puede reconocer estos rasgos distintivos, que se agrupan en: biometría estática (cuando recoge medidas de características físicas de las personas), como son la geometría de la mano, la huella dactilar, la forma facial, el iris, la retina, el patrón vascular de manos y dedos), etcétera.

Se ha revelado por parte de las autoridades de la USCIS que además de estas medidas anteriores contra inmigrantes, se ha establecido restringir el empleo para ciudadanos de otros países que cuenten con un proceso de deportación abierto.

En uno de los mensajes en Twitter de la DHS, se lee: “Gracias a nuestros socios en @ICEgov  y @TheJusticeDept  por ayudarnos a combatir el fraude de asilo y proteger la integridad del sistema de inmigración de nuestra nación”.

Estas medidas contra los inmigrantes se pondrán en marcha hasta el próximo año, en el 2020, y en el documento se establece que las autoridades pretenden borrar permanentemente la elección para la autorización de empleo para algunos ciudadanos de otros países que enfrentan un proceso de deportación, pero que logran su inmediata liberación por medio de ciertas medidas.

Se ha informado que esta propuesta contra los inmigrantes no tiene fecha definida, pero que se daría a conocer en el mes de mayo y que se pretende aplicar de manera inmediata.

Y se explica que lo primero que se checará serán las solicitudes de inmigrantes que ya fueron sentenciados por cometer algún delito grave o hechos violentos considerados de gran importancia.

Se detalla que ningún inmigrante que sea seleccionado para ser eliminado, será elegible como trabajador en suelo de Estados Unidos, a menos de ciertas especificaciones detalladas por las autoridades.

A la letra, el plan dice: “El DHS también hará otras propuestas sobre la elegibilidad y los factores que considerará al adjudicar las solicitudes de Autorización de Empleo”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+