Inmigrante se convierte en influencer gracias a su humor (VIDEO)

Como un “milagro” considera Carmen Cristina Gimera Lossada, una influencer hispana, a su comunidad de casi noventa mil seguidores en Instagram, quienes la siguen para reírse con sus chistes; y es que asegura aparecieron en uno de los peores momentos de su vida, para cambiarla por completo.

Al igual que millones de inmigrantes, Nina, como es conocida en las redes sociales, llegó a Estados Unidos hace tres años en busca de una mejor calidad de vida para ella y su hija Victoria (11 años), mientras huía de la crisis humanitaria y económica que vive su país, Venezuela.

Más de tres millones de venezolanos han dejado atrás su país en los últimos años, en lo que se considera uno de los éxodos más grandes de Latinoamérica en los últimos 50 años. La cifra podría superar los 5 millones para finales de 2019, según la ONU.

 

RELACIONADO: Lele Pons lanza hoy su primer sencillo

 

Desde el primer momento que Nina pisó el suelo estadounidense, comenzó una carrera para conquistar el sueño americano que la llevó a “hacer de todo” para salir adelante.

“Trabajé haciendo Uber, cuidando niños, entregando comida y vendiendo productos de cocina puerta a puerta”, asegura la madre de 34 años, quien además estaba pasando por un divorcio, y sufría de depresión por la separación de su hija, quien seguía en Venezuela. Pero fue allí donde comenzó “el milagro”.

La ahora influencer cuenta que la depresión la llevaba a comer “hamburguesas de McDonald’s de un dólar, todos los días. Como no tenía plata, eso era lo que comía. Aumenté 18 kilos y después quería bajar de peso, y empecé hablar sobre eso en mi Instagram”, apunta.

Los videos en su cuenta de Instagram burlándose sobre su peso y haciendo chistes, no solo sirvieron de escape para el mal momento que vivía, también se viralizaron en las redes logrando que miles de personas comenzaran a seguirla, y apoyarla, lo que la convirtió en una “influencer”.

 

RELACIONADO: Selena Gómez pierde ante Kylie Jenner como la mejor pagada en Instagram

 

Precisamente, en una de sus más populares publicaciones Nina se burla de su peso al compararse con la mismísima Jennifer López, para lo cual la venezolana se vistió solo con una alfombra verde, evocando la famosa foto de la ‘Diva del Bronx’ en la que solo usa una túnica de color verde.

 

 

A los 11 meses de llegar a Estados Unidos logró traer a su hija, algo que inicialmente le trajo fuerzas. Pero los problemas económicos continuaban creciendo, al punto que tenía que prestar dinero para poder pagar la renta de su casa.

“Estaba haciendo Uber y me chocaron. Recuerdo que le pregunté a Dios qué más me podía pasar”, recuerda Nina. Pero todo terminó resultando mejor de lo que ella esperaba.

El abogado que tomó el caso de su accidente automovilístico, al ver su poder en las redes sociales, terminó dándole trabajo en su oficina.

Actualmente Nina cubre sus gatos trabajando con el abogado, y haciendo feliz a su comunidad de casi 90 mil personas, mediante sus chistes y ocurrente manera de vivir el día a día como inmigrante en Estados Unidos.

 

 

Nina, además, dice que se siente orgullosa de ser una hispana en Estados Unidos, país al que agradece la oportunidad de recibirla con los brazos abiertos; al igual que da gracias al presidente Donald Trump, por tomar en cuenta la crisis humanitaria y económica que vive Venezuela, presionando para lograr la salida de Nicolás Maduro.

“Política no soy para nada, y ni siquiera me gusta tocar el tema. Pero agradezco que Trump es el único presidente que ha hecho algo por ayudar a salir de la crisis en mi país”, dice contundentemente la joven madre e influencer.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+