Inmigrante evita deportación a 14 kms de la Casa Blanca

Casa Blanca

AP

ICE le colocó una tobillera electrónica en la pierna izquierda –un aparato que le crea una ampolla permanente y que ella suele ocultar bajo la ropa– y le ordenó abandonar el país el 10 de diciembre. Sin embargo, ella se rehúsa abandonar a sus tres hijos, especialmente al menor, que requiere terapias semanales por padecer el Síndrome de Down a sus seis años de edad.

También descartó llevarse a los niños con ella porque sostiene que las pandillas han asesinado a tres de sus parientes en El Salvador durante los últimos dos años y ella teme por su vida.

“Yo no merezco ser deportada. Yo merezco estar aquí en este país con mis hijos porque ellos son ciudadanos americanos”, indicó.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+