Niegan fianza a inmigrante acusada de botar a su bebé recién nacida

  • La confesión de Rafaelle Alessandra Carbalho Sousa causó impacto en las autoridades
  • La inmigrante trató de cerciorarse de que la bebé recién nacida estaba muerta, pero revela qué pasaba cuando quería ir a hacerlo
  • Hasta ahora dan a conocer importante información sobre el padre de la criatura

La inmigrante acusada de poner a su bebé recién nacida en una bolsa y tirarla al contenedor de basura se encuentra en Estados Unidos de manera ilegal, informó el viernes el vocero de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) Bryan Cox.

Rafaelle Alessandra Carbalho Sousa, de origen brasileño, compareció este viernes ante un juez del condado de Palm Beach, en el sureste de Florida, y afronta cargos de intento de asesinato y abuso infantil.

La inmigrante fue arrestada el jueves por la noche después de que la bebé que dio a luz fuera hallada con vida en un contenedor cerca de Boca Ratón.

El juez Ted Booras ordenó que la mujer permaneciera en la cárcel sin derecho a fianza y que no tuviera contacto ni con el bebé ni con el padre de la criatura.

Según una declaración jurada que recogió la Oficina del Alguacil del Condado de Palm Beach, Sousa dio a luz a la niña antes de colocarla en una bolsa con “basura doméstica” y luego tirarla en un contenedor de basura de un complejo de apartamentos en Boca Ratón, donde reside la acusada.

Dos trabajadores de mantenimiento encontraron al bebé en el contenedor el miércoles por la mañana y llamaron al teléfono de emergencias 911, de acuerdo a las autoridades locales.

Durante una búsqueda en el contenedor, los detectives encontraron otra bolsa de basura similar a la del bebé, que contenía un “paquete de servilletas con una gran cantidad de sangre”, junto con un recibo de compras de Fantastic Beauty Supply.

Los investigadores pudieron relacionar a Sousa con el número de lote en la caja de bolsas de basura y el recibo de compra.

Durante una entrevista con los detectives, la mujer confesó que puso la bolsa que contenía al bebé en el contenedor y que regresó dos veces para asegurarse de que estaba muerto, pero nunca se acercó a la bolsa porque había gente en el área de estacionamiento alrededor del contenedor.

Los detectives detallaron que el padre del bebé “no tenía idea” de que Sousa estaba embarazada.

El juez mencionó en la comparecencia que el gobierno federal ha puesto una orden de detención de inmigración contra Sousa.

La bebé recién nacida pesa 6 libras y 8 onzas, y está bajo la custodia del Departamento de Niños y Familias de Florida.

La acusada enfrenta cadena perpetua si es declarada culpable de intento de asesinato.

Con información de AP.

Search

+