Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno

blank
blank

  • Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno
  • El evento tiene una duración de 10 días en los que sacrifican, comercializan y consumen carne de perro
  • En 2017, entró en vigor una ley que prohibía la venta de carne de perro en mercados, restaurantes y comercios del país, pero esto no detuvo el festival

 

Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno.

Cada año, miles de personas acuden al Festival de Yulin, una tradición en la que sacrifican, comercializan y consumen carne de perro.

El polémico evento, que se realiza en una pequeña ciudad al sur de China, inició este domingo 21 de junio y se extenderá por 10 días, hasta el martes 30 de junio.

Este año, los organizadores de la actividad hicieron caso omiso a los esfuerzos de las autoridades por proteger a los animales.

En 2017, entró en vigor una ley que prohibía la venta de carne de perro en mercados, restaurantes y comercios del país, pero esto no detuvo el festival.

Tampoco lo hizo el coronavirus, que ha generado una serie de medidas estrictas de salud, distancia y protección para evitar su propagación.

Aun así, el mercado de Dashchang en Yulin continúa lleno de jaulas con animales dispuestos para el sacrificio y cientos de personas haciendo sus compras.

Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno

Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno. Foto: Shutterstock

Inicia festival de carne de perro en China a pesar del coronavirus y del rechazo del gobierno

Activistas se mantienen positivos sobre el hecho de que será una practica que decaerá.

Este año la asistencia se desplomó y esperan que este sea el último evento, reportó NY Post.

Peter Li, quien trabaja para la Humane Society International como especialista en políticas de China, manifestó: “Espero que Yulin cambie no solo por el bien de los animales sino también por la salud y seguridad de su gente”.

“Permitir que las reuniones masivas intercambien y consuman carne de perro en mercados y restaurantes concurridos en nombre de un festival plantea un riesgo significativo para la salud pública”, agregó.

Por su parte, el gobierno chino está considerando nuevas leyes para proteger a los animales.

Y es que, después del brote de coronavirus que surgió de un mercado de animales salvajes en Wuhan, se ha visto obligado a considerar la relación cultural y de salud que tienen con los animales.

Desde febrero, las autoridades prohibieron la venta y consumo de animales salvajes, entre ellos murciélagos y serpientes, con el argumento de haberse convertido en un problema de salud pública.

En abril, siguiendo esta misma línea, Shenzhen se convirtió en la primera ciudad de China en prohibir no solo el consumo de animales salvajes sino también de perros.

Por los momentos, el Ministerio de Agricultura chino ha clasificado a los perros como mascotas y no como ganado, lo que limitaría su consumo.

Sin embargo, activistas reconocen que todos los esfuerzos, incluso del gobierno, podrían tomar tiempo en instalarse como parte de la cultura china.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank